sábado 19/9/20

Fede Cartabia, damnificado por la intensa pretemporada

La primera semana de pretemporada ha acabado con el argentino Fede Cartabia en la enfermería blanquiazul. El centrocampista se ha visto damnificado por la intensa pretemporada que han programado el cuerpo técnico deportivista.

Mel dio constantes indicaciones a sus jugadores en el ejercicio de basculaciones que programó en la sesión de ayer en Abegondo  | pedro puig
Mel dio constantes indicaciones a sus jugadores en el ejercicio de basculaciones que programó en la sesión de ayer en Abegondo | pedro puig

La primera semana de pretemporada ha acabado con el argentino Fede Cartabia en la enfermería blanquiazul. El centrocampista se ha visto damnificado por la intensa pretemporada que han programado el cuerpo técnico deportivista.
El jugador suramericano, que regresó a la plantilla blanquiazul después de haber sido fichado en enero y cedido al Sporting Braga portugués no pudo entrenarse con sus compañeros y se quedó en el gimnasio de la ciudad deportiva de Abegondo. Presenta una inflamación en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda. El centrocampista se encuentra pendiente de evolución para retomar los entrenamientos con el resto de sus compañeros de vestuario con el objetivo de seguir adquiriendo el tono físico necesario para afrontar la temporada 2017-18, en la que vestirá de nuevo la camiseta blanquiazul como ya hizo en la 2015-16 cedido por el Valencia. 

Entrenamiento exigente
El cuerpo técnico que encabeza Pepe Mel planificó un entrenamiento exigente para despedir la semana.
Los deportivistas iniciaron la sesión con distintos ejercicios con balón, pero también hubo tiempo para afianzar la preparación física con más carga de trabajo.
Primero, los técnicos deportivistas prepararon una tarea táctica en la que incidieron en las basculaciones. Mel no dejó de darles indicaciones para posicionarse en los lugares adecuados.
Después, los blanquiazules se enfrentaron en un partido de once contra diez para preparar a uno de los equipos en inferioridad.  Finalmente, antes de retirarse al vestuario y poner fin a la primera semana de preparación de este verano, los deportivistas recibieron como postre una ‘paliza’ física. Así, los futbolistas completaron por grupos, pero simultáneamente, arrancando cada uno desde una zona diferente del campo, series de resistencia (5 de un kilómetro). De esa tarea se libraron los guardametas del equipo, tanto los de la primera plantilla como de categorías inferiores. l

Comentarios