miércoles 28/10/20

La falta de transparencia financiera es preocupante

Richard Pound, miembro del Comité Olímpico Internacional, critica a las federaciones por no ser claras en sus cuentas
Un hombre con mascarilla pasa junto a la antorcha olímpica en la localidad de Iwaki, Japón tras la decisión del Comité Olímpico Internacional de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 | efe
Un hombre con mascarilla pasa junto a la antorcha olímpica en la localidad de Iwaki, Japón tras la decisión del Comité Olímpico Internacional de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 | efe

El miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), Richard Pound, ha criticado a las Federaciones Internacionales (FI) por su falta de transparencia financiera, alegando que el estado de sus finanzas están “más guardadas que los secretos nucleares”. 

Pound fue el primer presidente de la Agencia Mundial Antidopaje y vicepresidente del COI. Decano de la Universidad McGill de Montreal y presidente de la junta de los Servicios de Radiodifusión Olímpica. 

En una entrevista con Sailing Illustrated advirtió de que “loas FI deben aclarar su situación financiera real para recibir el apoyo del COI. Algunas Federaciones Internacionales Olímpicas (FIO) publican sus cuentas y declaraciones auditadas, pero otras como World Athletics -Federación Internacional de Atletismo- aún se niegan a hacerlo”. 

La situación económica de las FI debido a la pandemia de la COVID-19 y el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a 2021 ha llevado a algunas de ellas a solicitar ayuda financiera al COI. 

Esto ha provocado una falta de efectivo con diversos grados de gravedad en diversas FI como resultado del aplazamiento previsto de un año para los pagos multimillonarios que normalmente habrían esperado recibir del Comité Olímpico Internacional poco después del Juegos, por lo general dos o tres meses después de su finalización. 

El aplazamiento de los Juegos ha causado una considerable incertidumbre financiera para las Federaciones Internacionales (FI) ya que un número significativo de ellas dependen del pago cuatrienal del COI para sobrevivir. Basta recordar que después de los JJ.OO. de Río 2016 el COI pagó 500 millones de euros a las FI. 

Una de las primeras que lo ha hecho ha sido World Sailing -Federación Internacional de Vela- en una situación económica límite. En sus cuentas, publicadas durante su Asamblea General Anual, había avanzado un superávit en 2020 de poco más de 11.5 millones de euros debido a al pago esperado de los Juegos de Tokio.

Comentarios