Falleció Cid Carriega, uno de los grandes técnicos gallegos

El fútbol gallego y el español están de luto por el fallecimiento de Luis Cid Carriega. Nacido en Allariz, este ourensano irrepetible fallecía ayer a los 88 años de edad rodeado por su familia y seres queridos.

Falleció Cid Carriega, uno de los grandes técnicos gallegos
Luis Cid, en un homenaje de la Xunta celebrado en 2012  | la región de ourense
Luis Cid, en un homenaje de la Xunta celebrado en 2012 | la región de ourense

El fútbol gallego y el español están de luto por el fallecimiento de Luis Cid Carriega. Nacido en Allariz, este ourensano irrepetible fallecía ayer a los 88 años de edad rodeado por su familia y seres queridos.
“Carriega” (su nombre en los banquillos) entrenó a numerosos equipos del fútbol español y acumuló 397 partidos en los campos de Primera División. Todos los clubes por los que pasó enviaron sus condolencias y las hicieron públicas desde que se conoció la triste noticia. De hecho, una de las primeras entidades en informar del óbito fue la propia Real Federación Española de Fútbol (RFEF).
“La RFEF en nombre de todo el fútbol español desea transmitir su más sentido pésame a los familiares y allegados de Luis Cid Carriega”, indicaba el organismo en su página web.

Enorme carrera
Cid Carriega es, junto con Arsenio Iglesias y Fernando Vázquez, una de las referencias históricas del balompié gallego en la parcela técnica con una enorme carrera a sus espaldas.
Empezó en el Cartagena como entrenador. De ahí se acercó a Galicia, trabajando en la vecina Asturias en dos equipos, el Langreo y el Sporting. Uno de sus mayores hitos sucedió entrenando al Zaragoza, que ayer le recordaba con tristeza y cariño. En la temporada 1974/75 el equipo aragonés fue subcampeón de Liga, solo por detrás del Real Madrid, bautizando la época de los ‘zaraguayos’.
En el club maño permaneció cuatro temporadas pero previamente entrenó nada menos que a Sevilla, Betis, Atlético de Madrid, Elche, Celta y Figueres. Tuvo tiempo para despedirse en Galicia, dirigiendo como último equipo al Ourense en 2ªB.
El campo de fútbol de su Allariz natal, donde siempre se le ha admirado, lleva el nombre de ‘Luis Cid Carriega’. Era un hombre de valores, amable, educado, recto y sobre todo un amante del fútbol en todas sus acepciones, deporte al que dedicó toda su vida y que le debe mucho.