miércoles 25/11/20

“Estamos todos en el mismo barco y todos nos la jugamos”

Carles Gil ha recuperado el papel que estaba llamado a ocupar en el Deportivo y que se le resistió en el arranque de la temporada entre las decisiones técnicas y una lesión muscular.

Ha ganado peso en el equipo	mónica arcay
Ha ganado peso en el equipo mónica arcay

Carles Gil ha recuperado el papel que estaba llamado a ocupar en el Deportivo y que se le resistió en el arranque de la temporada entre las decisiones técnicas y una lesión muscular. El valenciano es optimista por más que el equipo no haya levantado cabeza en las últimas jornadas en lo que a marcadores se refiere. Sí ha dejado buenas sensaciones en algunos compromisos y eso da confianza al 11 blanquiazul.
“Los resultados últimamente no están acompañando, pero creo que las sensaciones en estos últimos partidos han sido diferentes, hemos tenido la posesión y con balón hemos intentado hacer las cosas mejor. Suena a excusa pero nos falta ese punto de suerte que a veces se necesita para ganar partidos. Estamos con muchas ganas de que llegue, confiadísimos en que el lunes vamos a ganar los tres puntos. Esa es la mentalidad”, comentó el centrocampista del Deportivo.
Los deportivistas no ganan desde el 1 de octubre, cuando se impusieron al Sporting de Gijón en el estadio de Riazor. Desde entonces han pasado siete partidos, seis de Liga y uno de Copa del Rey. Los de Garitano han enlazado una serie con dos goleadas en contra (Barcelona y Celta de Vigo), dos empates (Valencia y Granada) y dos derrotas dolorosas a última hora (Sevilla y Málaga).
“La sensaciones han sido mejores tanto con balón como a la hora de presionar. Igual que al principio no encajábamos ahora encajamos un poco más, tenemos que mejorar en ese sentido y creo que vamos a conseguirlo porque estamos todos muy implicados. Con esta tendencia de no ganar todo parece más difícil, pero estamos mentalizados de conseguir los tres puntos”, aseguró en rueda de prensa.
Gil indicó que el preparador deportivista, Gaizka Garitano, les está transmitiendo optimismo. “Lo veo igual que siempre. Siempre intenta transmitirnos positivismo, que creamos en nosotros, con mucho trabajo en la semana como siempre. Le veo bien”, sostuvo.
Esta semana, Tino Fernández aseguró que el técnico no tiene un ultimátum encima de la mesa, pero tampoco fue demasiado concluyente porque al mismo tiempo dejó claro que en el fútbol mandan los resultados. El vestuario, al menos según lo que cuenta Gil, no piensa en si Garitano se la juega ante la Real Sociedad y al mismo tiempo dejó claro que el Deportivo es un colectivo. “Estamos todos en el mismo barco y nos la jugamos todos. Estamos en una posición delicada aunque no estemos en descenso. No estamos para ningún tipo de alegría y tenemos que sacar el partido del lunes adelante”, declaró.
En esa cita estará, en principio, el delantero Florin Andone a pesar de que ayer no se ejercitó con el grupo por unas molestias en la pierna izquierda.
“He hablado con él. Más que nada, se ha quedado en el gimnasio por precaución en el día que bajamos la carga porque no era necesario que entrenara”, dijo Gil antes de trasladar la alegría del grupo por el hecho de que el delantero haya puesto fin a su sequía realizadora y ahora está en racha anotador.
“Estamos muy contentos de que ahora tenga recompensa al trabajo y esté haciendo goles”, comentó el atacante del Depor.
A nivel personal, Gil ha ganado peso en el equipo. “Llevo trabajando desde el principio igual. Es verdad que no he contado con los minutos que me gustaría pero siempre que estoy disponible intento aprovechar los minutos. Si me toca jugar ante la Real, a dar lo mejor de mí”, dijo.
El futbolista llegó a ser excluido de las convocatorias en varias ocasiones por decisión técnica. “Es jodido. No lo llevo bien, imagino que como todos, porque todos queremos participar y tener minutos. Es difícil para el entrenador y a mí me costó asimilarlo”, comentó.
Más aún en su caso, ya que se trata de un jugador cedido, aunque él no se fija en ese detalle. “Me siento como si tuviera contrato no sé cuantos años porque estoy jugando aquí y estoy muy comprometido, con muchas ganas de jugar”, sostuvo.
El centrocampista también defendió en la sala de prensa el ambiente sano que se respira en el vestuario a pesar de algunos capítulos aislados. “Estos momentos nos unen más todavía. Es un momento difícil para todos y eso hace que estemos todos más unidos y juntos. El ambiente es  de cachondeo y risas, pero conscientes de que tenemos por delante un partido muy importante”, manifestó.

Comentarios