España busca la mejoría en su regreso a Riazor

Los jugadores de la selección española, durante el entrenamiento de ayer por la tarde en Riazor | javier alborés

La selección española cierra su primer banco de pruebas ante el Mundial de Catar en Riazor, donde regresa trece años después para medirse en un amistoso a la correosa Islandia, con el objetivo de mejorar aspectos como la pegada y la firmeza defensiva respecto a su vuelta a escena, en el duelo frente a Albania, con rotaciones masivas de Luis Enrique Martínez.

Tras la exhibición de pasión en las gradas vivida en el retorno de la ‘Roja’ a Barcelona tras 18 años de ausencia, una comunión de afición-equipo que estuvo muy por encima del juego exhibido ante Albania, la Roja busca una mejoría en su fútbol en Riazor. El parón de meses nunca viene bien a un grupo que se ha convertido en equipo y al que le faltó continuidad en su idea de juego.

De la brillantez de gran parte del 2021, se pasó en la primera cita del año a momentos espesos, de poca claridad futbolística para derrumbar planteamientos defensivos. De Albania a Islandia no cambiará mucho lo que se encontrará una selección que debe encontrar mayor fluidez en su juego. Siempre al ritmo que marca Pedri, su gran referente, buscando goleadores que se sumen a la inspiración de Ferran Torres.

El delantero suma trece goles en 23 partidos como internacional. Autor de tantos en cuatro de sus cinco últimas apariciones. Con la baja de última hora de Raúl de Tomás, el foco se dirige de nuevo a Álvaro Morata, que puede repetir de inicio en un once que cambiará numerosas caras.

No quiere debate alguno sobre su futuro Luis Enrique. Se acabó la época en la Federación en la que el seleccionador era renovado antes de un gran cita por haber sellado el pase. En su caso, su continuidad dependerá de la imagen dejada en Catar. Si es del nivel de la pasada Eurocopa, en la que cayó en penaltis en semifinales, seguirá. Si no está a la altura que espera, se marchará.



Pruebas


Con la ambición de pelear por lo máximo, seguirá probando cosas nuevas ante Islandia. Dio la alternativa a un portero que nadie esperaba como David Raya y recuperará su sitio Unai Simón.

Tras los desajustes y el gol cómico encajado ante Albania, se espera una defensa totalmente nueva.

Con la experiencia de Koke Resurrección de vuelta en la medular, en ataque, buscando aumentar el número de goles, aparecerá un futbolista que se ha especializado en ser salvador con goles en los instantes finales como Dani Olmo. 

España busca la mejoría en su regreso a Riazor

Te puede interesar