Jueves 15.11.2018

Equilibrio en las dos áreas

Lograr el ascenso a Primera División es una carrera de fondo, un maratón en el que está inmerso el Deportivo y los 21 restantes integrantes de la categoría de Plata del fútbol español.

Los blanquiazules sumaron su segunda victoria de la temporada ante el Sporting de Gijón y volvieron a dejar su portería a cero  | javier alborés
Los blanquiazules sumaron su segunda victoria de la temporada ante el Sporting de Gijón y volvieron a dejar su portería a cero | javier alborés

Lograr el ascenso a Primera División es una carrera de fondo, un maratón en el que está inmerso el Deportivo y los 21 restantes integrantes de la categoría de Plata del fútbol español.
En las dos últimas ocasiones en las que los blanquiazules regresaron éstas se cimentaron en distintas bases. En el curso 2011-12, el año del ascenso de récord el Deportivo contó con hasta tres jugadores por encima de las 10 dianas.
Fueron Lassad y Riki (con 14) y Guardado, con 11. Les seguían jugadores como Bruno Gama, con siete o Juan Carlo Valerón, con cinco en su haber. Ese año, con Aranzubia bajo palos, encajó 43 goles. Además, Riazor se convirtió en un fortín. Solo dejó escapar los tres puntos ante el Hércules (0-1) en un encuentro que no merecieron perder los deportivistas..
32 ganados, 4 empatados y 10 perdidos fueron los números de un ascenso que pulverizó todos los registros, en una campaña en la que también subiría el Celta y el Valladolid.
Una gesta complicada de repetir, lograda por un equipo en el que los ‘pesos pesados’ asumieron el compromiso de devolver al equipo a la élite.
Un grupo de jugadores muy por encima de Segunda que colocaron de nuevo al Deportivo en Primera.

Con mucho sudor
En la campaña 2013-14, con Fernando Vázquez al frente, los blanquiazules volvían a rubricar el ascenso, si bien con menos holgura.
En esta ocasión gran parte del éxito radicaba en la fiabilidad atrás, pues el Deportivo, con Lux defendiendo su arco, solo recibía 29 tantos en contra. Solo Borja Bastón lograba 10 goles este curso, mientras que el canterano Luis Fernández conseguía cinco y le seguían con cuatro tantos Diego Ifrán, Verdú o Juan Domínguez.
Los coruñeses se imponían en 19 contiendas, empataban 13 y perdían 12. Cuatro eran en su campo (Córdoba, Murcia, Las Palmas y la Ponferradina).
Un gol de Marchena en la penúltima jornada ante el Jaen confirmaba la vuelta a Primera División, de nuevo solo un año después de bajar.

Con los pies en el suelo
El regreso a la élite es, por supuesto, el objetivo del Deportivo esta campaña, pero desde del club e incluso el propio Carmelo del Pozo han pedido calma y paciencia.
Los anteriores precedentes pueden hacer pensar que subir en un año es lo habitual, pero lo normal es que los equipos tengan que transitar varios años en Segunda hasta poder volver a Primera.
Lo que está claro es que el camino se cimenta en un fino equilibrio en las dos áreas, entre la portería y el ataque. l

Comentarios