Entre la élite invicta

Los jugadores deportivistas hacen piña tras gol del 0-1 en Tenerife del pasado sábado | alfaquí

Aunque con tan solo tres jornadas discurridas de la Liga la clasificación puede ser considerada anecdótica, lo cierto es que el RC Deportivo ha logrado ubicarse en la zona noble de Segunda División.

Aunque con tan solo tres jornadas discurridas de la Liga la clasificación puede ser considerada anecdótica, lo cierto es que el RC Deportivo ha logrado ubicarse en la zona noble de Segunda División.
Los herculinos lograron sobrevivir invictos a tres encuentros consecutivos lejos del estadio de Riazor, que se han saldado con una victoria y dos empates, es decir, cinco puntos sobre un total de nueve en juego.
La temporada dio inicio para los blanquiazules en el Carlos Belmonte de Albacete, en donde el Depor se situó por delante en el marcador gracias a una diana de Domingos Duarte para acabar igualando 1-1 tras un penalti más que polémico en contra de los intereses coruñeses.
Una semana más tarde, en Almendralejo, el equipo de Natxo González sellaba su primer triunfo en la senda al regreso a Primera, ante el Extremadura (0-1), con diana a cargo de Quique González.
El pasado sábado, en un envite ‘loco’, Tenerife y Depor firmaban tablas (2-2) en un feudo hostil para cualquier visitante como el Heliodoro Rodríguez López.
El club de la Plaza de Pontevedra no es ni por asomo el único en no haber hincado la rodilla esta campaña en la categoría de plata, toda vez que hasta nueve escuadras más aún no han sucumbido.
Es el caso de claros favoritos a estar en la zona alta de la tabla y poder ascender a Primera División: Sporting de Gijón, Málaga, Albacete, Oviedo, Las Palmas, Granada, Zaragoza, Cádiz y Tenerife siguen con su casillero de derrotas a cero, una muestra inequívoca del potencial que atesoran.
Uno de los pocos ‘grandes’ de Segunda que no han iniciado la competición al nivel esperado es Osasuna de Pamplona, que hasta el momento solo ha conquistado uno de los nueve puntos en litigio en el torneo de la regularidad.
El Deportivo, después de un ‘exilio’ de tres contiendas a domicilio, regresa el próximo domingo a su coliseo de Riazor, en donde pondrá todo de su parte para prolongar su racha victoriosa a pesar de que todavía se encuentra en construcción.
No en vano, tan solo siete futbolistas del pasado ejercicio 17-18 continúan en A Coruña (Gerard Valentín, Bóveda, Mosquera, Krohn-Dehli, Cartabia, Carles Gil y Borja Valle), lo que supuso una revolución total.

Dos ‘gallitos’ se miden
El próximo domingo el RC Deportivo recibe en casa al Sporting de Gijón, otro de los firmes candidatos a luchar por el ascenso y que hasta la fecha tampoco ha perdido.
Los sportinguistas empataron en la jornada inaugural 1-1 en el estadio de Santo Domingo ante el Alcorcón para posteriormente encadenar dos victorias, frente al Nàstic de Tarragona y Extremadura en su feudo, ambas por idéntico resultado de 2-0.
El cuadro coruñés intentará brindar a su sufrida afición la primera alegría de la temporada en un encuentro marcado por las obras que se están llevando a cabo en las cubiertas del estadio y que obligarán a la reubicación de parte de la masa social herculina.
Así mismo, la ‘mareona’ asturiana también se verá afectada debido a que el RC Deportivo no podrá facilitarle el número de entradas solicitado por los numerosos seguidores del Sporting que tenían previsto desplazarse el fin de semana a A Coruña para animar a los suyos.
En caso de un ‘1’ en la quiniela en el duelo del domingo a las 20.45, el Deportivo refrendaría su potencial real.

Duelos estelares
Además del Depor-Sporting, otros dos choques de la cuarta jornada de Liga enfrentarán a varios miembros de la oligarquía de Segunda.
En concreto, el Málaga recibirá al Tenerife en el estadio de La Rosaleda, mientras que en el Carlos Tartiere el Oviedo dirimirá un pulso con el Zaragoza. l