miércoles 2/12/20

El premio a la insistencia tuvo éxito racinguista

dorneda 0 - racing 1

Cuando un equipo está de racha, todo le sale a pedir de boca. Ayer lo comprobó el Racing en el partido que lo enfrentó al Dorneda, un encuentro del que salió victorioso gracias a un tanto en el último minuto.
Manu Barreiro (d), en una disputa con Dani	javier alborés
Manu Barreiro (d), en una disputa con Dani javier alborés

dorneda: Manu; Martín, Dapo, Dani, Juan; Élmer; Dani Deza (Jordi, min. 76), Michi Leal, Héctor, Cheki (David Vidal, min. 90); y Efrén.
racing de ferrol: Camacho; Rubén, Antonio, Pérez, Pumar (Iago Iglesias, min. 85); Marcos Álvarez (Chicho, min. 74), Dani Rodríguez, Forte, Héber Pena (Pablo Rey, min. 58); Jorge Rodríguez y Manu Barreiro.
gol: 0-1, min. 93: Jorge Rodríguez.
árbitro: López Parga (Lugo). Amonestó a Michi Leal y Dani Deza, del Dorneda; y a  Héber Pena, Pumar, Pérez, Dani Rodríguez y Rubén, del Racing.
campo: O Condús. 400 espectadores.

Cuando un equipo está de racha, todo le sale a pedir de boca. Ayer lo comprobó el Racing en el partido que lo enfrentó al Dorneda, un encuentro del que salió victorioso gracias a un tanto en el último minuto. Y no es que este resultado no sea merecido, pero es que también lo sería un empate o una victoria del equipo local. Lo que pasa es que ahora el cuadro verde tiene la suerte a su favor y eso le permite sacar adelante citas tan peliagudas como esta, en un escenario que habitualmente se le complica, y mucho, a casi todos los equipos que lo visitan.

De hecho el Racing, en vista de cómo iba a ser el partido, varió su puesta en escena habitual para adaptarse a lo que se juega en O Condús. Por eso, Aira dio entrada en el once inicial a Jorge Rodríguez para que acompañase a Manu Barreiro como referencia ofensiva, mientras que en la banda izquierda situó a Héber Pena para potenciar el juego exterior que el equipo ferrolano ya tenía asegurado por la derecha con Marcos Álvarez. De todas maneras, el encuentro no se alejó del guion previsto. A saber, fútbol directo, que obligaba a mantenerse muy atento a los rechaces, y acciones a balón parado como principal argumento para crear peligro.

Aun sin generar ocasiones demasiado nítidas como para marcar, el Racing mantuvo a raya en los primeros minutos a un rival que no fue capaz de aproximarse a su meta más que a través de un par de golpes francos que, lanzados por Dani Deza, no hallaron el premio del gol. Mientras, el control racinguista se fue haciendo más intenso a medida que pasaban los minutos y así llegó su mejor ocasión, un mano a mano que Héber Pena no fue capaz de resolver delante del portero Manu poco antes del descanso. Eso sí, también al filo del tiempo reglamentario el cuadro local estuvo a punto de adelantarse en el marcador, pero el empalme de Efrén desde fuera del área fue desviado por Camacho para mandar al intermedio el partido con el resultado con el que comenzó.

El partido se enmarañó mucho más en la segunda parte. El Dorneda se encontró más cómodo en esta especie de clima bélico, en el que el juego apenas tenía continuidad y las aproximaciones a cualquiera de las metas, como en el disparo de Cheki, pasaron a ser más escasas. De hecho, el equipo ferrolano no estuvo tan lucido como en la primera parte.

Parecía que el encuentro estaba destinado a acabar con el empate sin tantos, pero entonces la suerte hizo un guiño al Racing cuando ya no quedaba margen a la respuesta. Fue un balón dividido en el centro del campo que se llevó Chicho hacia la portería rival y que terminó en la frontal con la apertura a Manu Barreiro, escorado hacia la derecha. Ahí, esta vez el ariete compostelano no pecó de egoísmo y pasó hacia Jorge Rodríguez, que remachó la pelota a la red para darle al cuadro verde su cuarta victoria. n

Comentarios