jueves 18.07.2019

El más difícil todavía

El Basquet Coruña, sin Stephens ni Xavier y con Bulic ‘tocado’, visita al Melilla, segundo en la tabla clasificatoria y que acumula siete victorias consecutivas 

El Melilla  logró en Riazor una de sus seis victorias en ocho partidos decididos por menos de seis puntos | pedro puig
El Melilla logró en Riazor una de sus seis victorias en ocho partidos decididos por menos de seis puntos | pedro puig

El Basquet Coruña afronta esta noche una misión (casi) imposible: asaltar el Pabellón Javier Imbroda, feudo de un Melilla que llega a la cita como segundo clasificado en solitario gracias a una racha de siete victorias consecutivas. Y lo hará de nuevo sin Quinton Stephens, sin Jeff Xavier y con Mirza Bulic ‘tocado’.

El equipo de Alejandro Alcoba firmó una primera vuelta irregular, habida cuenta su potencial: tan pronto ganaba dos partidos seguidos como perdía otros dos. Una dinámica que lo mantuvo en la zona de playoffs, pero en varias ocasiones fuera del top-5. La tendencia cambió a partir de la jornada 18, curiosamente después de sufrir una inesperada derrota en casa (77-82) contra el Araberri. Su última derrota hasta la fecha.

Cerrar los partidos
Ese partido ante el conjunto vitoriano es uno de dos, de los ocho resueltos por menos de seis puntos, que no cayó del lado del Melilla. El otro fue en Lleida (67-66). Guarismos que hablan de un equipo, talentoso y experimentado, que sabe cerrar los encuentros. Por ello no es extraño que su diferencial entre puntos anotados (75.8) y encajados (74.2) sea tan escueto como efectivo.

El Melilla es, ante todo, un bloque. No destaca en nada en particular (tercero en rebotes es su único top-3 estadístico) e, incluso, es peor que el Basquet Coruña en cinco de los seis apartados más importantes. Mirando las cifras de uno y otro –sobre todo la de valoración, donde solo hay dos puntos justos a favor del equipo norteafricano– se hace difícil entender la diferencia de diez puestos y nueve victorias. 

Viejos conocidos
Dos ex ACB, Josep Franch (9.7 puntos, 3.0 rebotes y 4.3 asistencias) y Txemi Urtasun (13.6, 2.9 y 2.9; es duda), y el MVP de la pasada LEB Oro, Caleb Agada (10.8, 6.4, 2.2 y 2.3 robos) comandan la nave de Alejandro Alcoba, en la que figuran tres ex de la ‘marea naranja’: Gediminas Zyle (9.0 tantos y 4.3 capturas), Jesse Chuku (4.3, 2.5 y duda por problemas de cadera) y Jonathan Gilling (6.9 y 3.1). El danés fue la pasada jornada el MVP del triunfo, tras prórroga, en Huesca (87-88), donde además anotó la canasta definitiva. 

Por el contrario, el Coruña  llega de perder de manera bastante clara en Riazor el derbi frente al Ourense, en un partido donde los de Gustavo Aranzana estuvieron muy erráticos en el tiro y mostraron, por enésima vez, un juego de alarmante falta de identidad y descontrol en los momentos más complicados. Cuando Quinton Stephens no está, se nota. 

Y hoy tampoco estará por sus problemas de rodilla. Aunque su ausencia no es el único ni el mayor de los problemas de un equipo que, después de 25 jornadas, sigue sin tener demasiado claro a qué juega. 

Solo dos triunfos siguen separando al Basquet Coruña del descenso, que marca el Araberri. El equipo vasco visita al Oviedo, el Cáceres recibe al Palma y el colista Prat juega en Bilbao. Tres previsibles derrotas de los últimos de la tabla que aliviarían la situación en caso de caer en el Imbroda.

Comentarios