martes 26/1/21

El Liceo vuelve a mostrar su solidez con siete goles

liceo 7
vendrell 4

El Liceo sigue demostrando que es el sólido líder de la OK Liga, y ayer ofreció un bonito espectáculo a sus aficionados. No era fácil el rival de ayer, ya que a Riazor llegaba el tercer clasificado y campeón de la Copa del Rey, el Vendrell, que siempre fue a remolque en el marcador y acabó perdiendo por 7-4.
 

josep lamas, que saliã³ en el cinco inicial, se quedã³ sin marcar en el partido de ayer javier alborã©s
josep lamas, que saliã³ en el cinco inicial, se quedã³ sin marcar en el partido de ayer javier alborã©s

El Liceo sigue demostrando que es el sólido líder de la OK Liga, y ayer ofreció un bonito espectáculo a sus aficionados. No era fácil el rival de ayer, ya que a Riazor llegaba el tercer clasificado y campeón de la Copa del Rey, el Vendrell, que siempre fue a remolque en el marcador y acabó perdiendo por 7-4.

Los hombres de Carlos Gil mantienen los seis puntos de ventaja sobre el Barcelona –que mañana se mide al Vendrell tras el polémico cambio de fechas– a falta de otros tantos partidos para el final de la Liga.
Once tantos se anotaron ayer en el Palacio de los Deportes. Y eso que al principio parecía que no iba a haber muchos goles.
El que inauguró el marcador no llegó hasta mediada la primera parte, obra del que fue el protagonista del encuentro, Lucas Ordóñez. El internacional argentino anotó cuatro dianas en el encuentro de ayer.
Y el Vendrell aún no se había recuperado del mazazo cuando Eduard Lamas logró el 2-0. Y aunque Albesa quiso poner algo de emoción (2-1), después Toni Pérez y Lucas Ordóñez se encargaron de ampliar la diferencia hasta el 4-1 con el que se llegó al descanso.
El argentino quería seguir demostrando que era su día, y suyo fue el 5-1 en los primeros minutos tras la reanudación.
Selva redujo la distancia (5-2), pero a partir de ese momento alternaron los goles en ambas porterías. Toni y Lucas mantuvieron a su equipo arriba, con sus últimos tantos –el del asturiano en una genial falta directa–, y el partido acabó en 7-4.
Cada vez falta menos para que el Liceo tenga la oportunidad de conquistar el título de la OK Liga. Desde luego, si mantiene la misma contundencia en ataque, nadie podrá parar a los de Carlos Gil.

Comentarios