viernes 18.10.2019

Despedida con “perdón”

Juan Antonio Anquela dijo adiós al Deportivo con la lectura de un comunicado en la sala de prensa de Riazor y pidió disculpas por no haber podido triunfar en su etapa al frente del equipo coruñés

Despedida con “perdón”

Juan Antonio Anquela se despidió ayer del Deportivo con una breve alocución en la sala de prensa de Riazor, después de que el club anunciara el lunes la destitución del técnico andaluz y la contratación en su puesto de Luis César.

El preparador andaluz estuvo acompañado en la mesa únicamente por el jefe de prensa, Rafael Carpacho, aunque en las butacas de la sala de prensa, junto a los periodistas, sí estuvieron presentes varios directivos y el director deportivo Carmelo del Pozo, quienes escucharon la despedida del jiennense con atención.

Sorprendió que entre los representantes del club que acudieron al adiós de Anquela no se encontrara el presidente, Paco Zas, que la pasada semana mostró en público su confianza en el entrenador nacido en Linares.

El estratega andaluz, que destacó la “ilusión” con la que afrontó el reto de dirigir al conjunto coruñés, agradeció el esfuerzo de sus futbolistas “hasta el último segundo”.

Destacó a la plantilla
Estas fueron las palabras del ya exentrenador del Deportivo, quien no aceptó preguntas tras su intervención y simplemente leyó un comunicado: “Daros las gracias por vuestra presencia. Hoy es un día complicado para mí y para mi gente, pero esto es el fútbol, solo me queda decir que vine con toda la ilusión del mundo a un club enorme, maravilloso, no ha podido ser y pedir perdón por lo que hemos fallado. Quiero dar las gracias al presidente y a la directiva por la paciencia que han tenido, a Carmelo por su confianza, a todos los empleados y sobre todo a mis futbolistas, que hasta el último segundo han intentado hacer las cosas lo mejor posible para solucionar un tema que a veces el fútbol te lo pone muy complicado. A partir de ahora, desearle lo mejor al Deportivo, que todo lo bueno que le pase al Deportivo me pasará a mí también. Muchas gracias a todos”.

Nada más finalizar su exposición, Anquela se levantó de la mesa y declinó contestar a las preguntas de la prensa, a pesar de la insistencia.

“Pienso hoy lo mismo que el otro día y para eso me remito a esas palabras”, dijo.

En silencio
Posteriormente, este diario se puso en contacto con el jiennense, quien insistió en su deseo de no hablar, ya que, una vez destituido de su cargo, prefiere dejar zanjada su etapa como técnico deportivista, descansar y no desea hacer ninguna manifestación que pueda enturbiar el ambiente.

Tras la rueda de prensa, el ya expreparador blanquiazul acudió al Asador Gonzaba, donde comió.

Comentarios