sábado 19/9/20

El Depor, con un ojo en el duelo entre Rayo y Albacete

Al choque aplazado en diciembre le restan 45 minutos, iba 0-0 y el cuadro albaceteño, que tiene un expulsado, está empatado a puntos con los coruñeses
La primera parte del choque se celebró el 15 de diciembre y el partido fue suspendido por insultos a Zozulia | laliga smartbank
La primera parte del choque se celebró el 15 de diciembre y el partido fue suspendido por insultos a Zozulia | laliga smartbank

Rayo Vallecano y Albacete retoman la competición liguera tres meses después de la suspensión del campeonato con los 45 minutos de la segunda parte del duelo aplazado hace casi seis meses, el 15 de diciembre de 2019.

El fútbol regresa a España y el primer partido será uno atípico, de Segunda división y en un entorno también poco habitual. 45 minutos de juego, sin público en las gradas, apenas unos pocos medios de comunicación presentes en el estadio y una expectación enorme por las ganas que existen de fútbol entre los aficionados.

El 15 de diciembre de 2019, el delantero ucraniano del Albacete Román Zozulya, recordado por su breve paso de apenas un par de semanas en el Rayo en 2017, escuchó como un sector de la afición de Vallecas le llamaba ‘Puto nazi’. El Albacete pidió suspender el encuentro y el árbitro, justificando “la seguridad del futbolista”, secundó la decisión.

Casi seis meses después, Rayo y Albacete vuelven a verse las caras en Vallecas en un duelo que se retomará con empate a cero y un jugador más para el conjunto madrileño, debido a la expulsión de Eddy Silvestre en el cuadro manchego.

Ninguno de los dos equipos podrá alinear a los refuerzos del mercado de invierno, puesto que las reglas dictan que todos los que pueden participar deben ser futbolistas inscritos en la fecha en que se disputó originalmente el choque. De esta forma, el Rayo no podrá contar con los extremos Isi Palazón y Jorge de Frutos ni con los delanteros Yacine Qasmi y Juan Villar, por lo que afrontará el duelo mermado en la parcela ofensiva.

Además, el técnico del Rayo tampoco podrá contar con otro de sus jugadores más importantes, el argentino Leo Ulloa, que poco antes del parón se lesionó de gravedad y no volverá a jugar esta campaña, ni con el centrocampista Mario Suárez, sancionado.

Paco Jémez medita las variantes que tiene para su ataque, aunque la más probable es que Andrés Martín se sitúe en punta por delante de José Ángel Pozo. La otra duda podría ser la presencia de Luis Advíncula por el extremo derecho para aprovechar su velocidad y la superioridad numérica sobre el césped.

Enfrente estará el Albacete, que llega al partido igualado a puntos con Oviedo y Deportivo, pero fuera del descenso solo por mejor coeficiente de goles con el conjunto herculino, que estará muy atento a lo que pase en la cita con la que vuelve el fútbol.

Comentarios