El Depor, con 4.000 socios menos que a estas alturas del año pasado

La masa social deportivista se encuentra a un paso de alcanzar los veinte millares de abonados a una semana para que dé inicio la campaña 18-19 en Segunda División.

El Depor, con 4.000 socios menos que a estas alturas del año pasado
Aficionados blanquiazules en el partido inaugural de Liga 17-18 ante el Real Madrid en el estadio de Riazor| p. g. fraga
Aficionados blanquiazules en el partido inaugural de Liga 17-18 ante el Real Madrid en el estadio de Riazor| p. g. fraga

La masa social deportivista se encuentra a un paso de alcanzar los veinte millares de abonados a una semana para que dé inicio la campaña 18-19 en Segunda División.
Unos guarismos más que notables a estas alturas de año pero que contrastan con los casi 24.000 —concretamente 23.786— de las mismas fechas del pasado ejercicio en la máxima categoría.
Los caprichos del calendario aceleraban en verano de 2017 la renovación de carnés, toda vez que el Deportivo comenzaba la Liga recibiendo a uno de los clubes más importantes del espectro estatal, el Real Madrid.
En este sentido, la parroquia de Riazor no quiso demorarse para garantizarse su asiento en una temporada que se presumía ilusionantes, con una plantilla en la que Lucas Pérez, Florin Andone y Adrián López prometían muchas alegrías a los fieles seguidores herculinos.
Después de un tortuoso curso deportivo, culminado con el descenso, el deportivismo ha seguido respondiendo a la llamada de su club, pero lógicamente sin tanta pasión como en la campaña 17-18.
A pesar de que el próximo año el equipo coruñés actuará en Segunda División, los blanquiazules pueden presumir de casi 20.000 socios, unos guarismos que certifican la madurez de una grada como la herculina.
Además, las obras en las cubiertas del estadio de Riazor han obligado al club a solicitar que las tres primeras jornadas de Liga sean disputadas a domicilio, por lo que el primer encuentro en casa tendrá lugar el fin de semana del 9 septiembre, casi dentro de un mes.
A medida que se acerque el Deportivo-Sporting de Gijón a buen seguro que se producirá un repunte significativo en el número de adeptos que pasen por caja.
Mucho más si cabe en caso de que el RC Deportivo comience la actual temporada de manera pujante en la clasificación.
Llegar a acariciar los 27.400 abonados con los que se clausuró el ejercicio 17-18 no se antoja una empresa sencilla en la categoría de plata pero en años anteriores en Segunda el deportivismo ya demostró que está hecho de otra madera y que ha sabido estar a la altura. 
Aunque los precios de los abonos solo han sufrido un 5% de descuento respecto al año pasado y que los fichajes realizados por la Dirección Deportiva de Carmelo del Pozo no han sido demasiado ilusionantes para el ‘jugador número 12’ coruñés, lograr encadenar varias victorias en el tramo inicial de la Liga dispararía los ánimos de una afición a la expectativa.

Confían en sumar más
Los peñistas y aficionados deportivistas consultados por este diario valoran en líneas generales de modo positivo el montante global de cerca de 20.000 incondicionales adheridos a su club.
Todos los seguidores han expresado a este diario su convicción de que la entidad de la Plaza de Pontevedra rebasará con creces la barrera psicológica de los veinte millares. l