viernes 27/11/20

Demasiado peregrino

El Deportivo sigue atascado y, tras haber empezado la temporada con una victoria en el minuto 97, no pudo pasar del empate sin goles en su visita a San Lázaro, donde perdió a Salva Ruiz y Bóveda
El Compostela incluso dispuso de ocasiones para llevarse los tres puntos  | alfaquí
El Compostela incluso dispuso de ocasiones para llevarse los tres puntos | alfaquí

El Deportivo camina cual peregrino por tierra extraña en Segunda B y, por ahora, no ha sido capaz de encontrarse a sí mismo, de conocer su propia esencia. Cierto que van dos jornadas, que el camino es largo, que los jugadores tienen que mejorar su forma a nivel individual, que el equipo necesita tiempo para acoplarse, para adquirir automatismos, para entenderse en la presión y también en el ataque posicional, pero el formato le exige acabar entre los tres primeros de su subgrupo (ahora mismo no lo está) y sumar, porque la puntuación se arrastra para la segunda fase. No hay margen para caminar sin rumbo como parece hacer ahora. 

En Santiago, el Dépor repitió el once de la primera jornada, el que sufrió para ganarle al Salamanca en el Estadio de Riazor (2-1) en ese partido que acabó con épica, con un tanto de Eneko Bóveda a los 97 minutos. Fernando Vázquez, que estaba de duelo por el fallecimiento de su hermano y asistió al último tramo del encuentro. Sus ayudantes situaron a Claudio Beauvue como referente ofensivo a pesar de no haberse entrenado la víspera por un asunto personal. 

Repitió once y problemas. El Compostela supo posicionarse en el césped para poner en dificultad al Deportivo. El equipo coruñés estuvo muy desajustado por dentro otra vez en los primeros minutos en San Lázaro y su rival visitó en esos momentos los dominios de Carlos Abad. Juanpe, a los diez minutos, probó las manos del portero tras un saque de banda mal defendido.

El lateral izquierdo del Deportivo estuvo gafado. A los 19 minutos empezaron los contratiempos en ese costado con la lesión de Salva Ruiz. En su lugar entró Jorge Valín, que se situó en el lateral derecho y Eneko Bóveda cambió de banda para jugar a ‘pierna cambiada’. 

Tras esa permuta, el Deportivo se desperezó en el ecuador de la primera parte con la primera jugada bien elaborada, una aparición de Keko Gontán, que hasta entonces no había sido capaz de darle amplitud al juego por el flanco diestro. Centró el de Brunete al área y en el segundo palo apareció Lara, de primeras, para conectar con la derecha. El balón salió desviado.

Valín tuvo que jugar con amarilla prácticamente desde que se incorporó y el Deportivo siguió sin sentirse a gusto. Un testarazo forzado y picado de Beauvue fue el segundo aviso de los deportivistas a diez minutos para el descanso. El uruguayo ‘Pato’ Guillén no tuvo que intervenir.

Fueron los mejores momentos del Deportivo en el primer acto. Nacho González pidió penalti al ser derribado por Álvaro Casas, pero el árbitro no lo concedió. Y justo antes del intermedio, Keko fue el primero que logró comprometer al guardameta con un lanzamiento desde la frontal que desvió Pato y que, en el rechace, Borges convirtió, pero en fuera de juego.

El Compostela no le perdió la cara al partido en el segundo palo. Al contrario, volvió a poner en apuros al Deportivo. A los cuatro minutos de la reanudación, Saro encontró la espalda de la cobertura del Depor para que por ahí entrara Miki y este sirvió para Primo, pero la defensa blanquiazul logró interceptarlo.

Los problemas físicos y los futbolísticos siguieron en el Deportivo. Beauvue se llevó un golpe que obligó a los servicios médicos a vendarle la mano izquierda. Y el Compostela apretó. A los 52 minutos, Josiño rompió en  la línea de fondo a Borja Granero y Nacho llegó a tiempo para ayudar en labores defensivas.

El último contratiempo en forma de lesión lo protagonizó Boveda. En el gafado lateral izquierdo (posición en la que se había lesionado Salva y en la que causa baja Héctor Hernández), el vasco notó un pinchazo en la parte posterior de la pierna izquierda antes de la hora de juego.

El cuerpo técnico tenía previsto dar entrada a Borja Galán, pero cambió de idea. Hubo triple permuta con la entrada de Derik (se situó en el lateral), Miku y Uche, que aportó criterio unos minutos. 

El Deportivo intentó dar un paso adelante, pero fue incapaz. Aun así, rozó el gol con un disparo desde fuera del área de Nacho González que despidió el larguero y que acabó en córner tras impactar en el cuerpo de su compatriota ‘Pato’ Guillén.

Al final, Galán tampoco entró en la última sustitución. Se estrenó Rui Costa con la camiseta blanquiazul en partido oficial después de que se hubiera lesionado en el primer amistoso de la pretemporada, ante el Racing Villalbés. 

Al Deportivo le faltó el esprín final que aprovechó ante el Salamanca para llevarse el partido. Incluso pudo perder. El equipo santiagués acabó mejor que los herculinos. Exploró vías por una banda y otra. En la derecha sufrieron Mujaid y Valín (providencial al corte en una de las últimas aproximaciones del Salamanca) y en la izquierda, Derik, que en muchos casos se vio en situaciones de dos contra uno. Rui Costa tuvo la última del Depor, un disparo precipitado y desviado que fue como el partido del equipo, nulo.

Comentarios