viernes 15/1/21

Demarraje en el Cerro

EL Deportivo rinde visita al Rayo Majadahonda con la intención de mejorar su rendimiento a domicilio, asentarse en zona de ascenso directo y abrir brecha sobre sus directos perseguidores

Después de haber dormido por primera vez en la temporada en puestos de ascenso directo el pasado fin de semana, el Deportivo tiene ante sí la oportunidad de consolidar este puesto de privilegio en su visita de este mediodía al Rayo Majadahonda.


La escuadra de Natxo González luchará contra sí mismo y sus irregulares números a domicilio para intentar doblegar a un recién ascendido que está haciendo historia por su humildad extrema en la categoría de plata.

Los blanquiazules tienen en su mano la posibilidad de abrir brecha respecto a sus más directos perseguidores en la tabla clasificatoria, más si cabe teniendo en cuenta que después del duelo de El Cerro del Espino encararán de modo consecutivo dos encuentros en casa, ante Numancia y Zaragoza.


En un duelo inédito en el fútbol profesional -los majariegos se estrenan en Segunda-, el Deportivo tendrá que reamarse en defensa a tenor de las bajas por sanción de dos pilares como David Simón y Domingos Duarte, los dos futbolistas de campo más empleados por Natxo González hasta la fecha.


Precisamente el técnico vitoriano tirará de fondo de armario para apuntalar una retaguardia en la que Bóveda ocupará el ‘carril del 2’ y Michele Somma acompañará a Pablo Marí en el eje central, con Saúl con la mayoría de papeletas en el costado izquierdo.

Siempre con el valladar Dani Giménez bajo palos, el equipo tratará de crecer con un rombo más físico que técnico en esta ocasión. Pedro Mosquera recibirá el premio a su destacada actuación frente a Osasuna repitiendo en el ancla, con Didier Moreno a su derecha y Edu Expósito a la izquierda. La mediapunta será para Carles Gil, beneficiado por la lesión de Fede Cartabia.

En punta de lanza y a pesar de que a lo largo de la semana el míster realizó probaturas con Christian Santos, la pareja de moda en la Liga123, Carlos Fernández y Quique González, pondrá toda la calidad para desmantelar el complejo entramado defensivo tejido por Antonio Iriondo, el técnico de la casa que ha guiado al Rayo Majadahonda a los laureles y que no dudará en plantear un dibujo 3-5-2 de marcado carácter defensivo.
En un escenario como El Cerro del Espino, de dimensiones aceptables 106x70 metro pero de connotaciones de ‘ratonera’ -con las gradas muy encima del terreno de juego-, el Depor debe aspirar a su tercera victoria como visitante del ejercicio. La última data del mes de septiembre ante el Nàstic en el Nou Estadi (1-3).
En una convocatoria de la que se ha caído por lesión Fede Cartabia, además de Pedro Sánchez y Dubarbier, Natxo ha prescindido de los servicios del danés Krohn-Dehli; a pesar de ello en el banquillo de la suplencia aguardarán su turno hombres como Borja Valle o Santos, capaces de invertir el desarrollo del choque en caso de que el resultado se tuerza.
Con 19 puntos y en la zona relativamente tranquila de la clasificación, el Rayo Majadahonda ha afrontado el inicio liguero sin complejos, dejando a un lado su condición de ‘cenicienta’ para firmar seis victorias y un empate. Cuatro de sus triunfos han tenido como escenario el Wanda Metropolitano. l

Comentarios