viernes 25/9/20

El cumpleaños soñado de Fede

DEPOR 2 - 0 ALBACETE

El argentino se exhibe ante su afición y lidera el triunfo de un Deportivo que dominó con autoridad al Albacete, al que supera en la clasificación .

 

El argentino cuajó su mejor actuación del curso y demostró que es uno de los jugadores más desequilibrantes de la categoría  | javier alborés
El argentino cuajó su mejor actuación del curso y demostró que es uno de los jugadores más desequilibrantes de la categoría | javier alborés

El Deportivo se reencontró con la victoria cuatro jornadas después al vencer con más autoridad de la que demostró el marcador a un Albacete al que expulsa de la zona de ascenso directo. Un triunfo que aúpa a los coruñeses al tercer puesto.

Natxo González, fiel a su libro de estilo, dio una nueva vuelta de tuerca al equipo y empleó su vigésimo once distinto en las 22 jornadas que se llevan celebradas.


Con Carles Gil fuera de la convocatoria, a la espera de que deshoje la margarita sobre su futuro, el técnico vitoriano, que había incluido en la lista a diecinueve futbolistas, descartó a Mosquera a última hora y dejó en el banquillo a Carlos Fernández, recuperado de una lesión muscular que le impidió jugar en Mallorca.

Borja Valle y Quique formaron la dupla ofensiva, con Cartabia, que ayer cumplió 26 años, de enganche; mientras que en la zaga, Caballo relevó a Saúl en la banda izquierda.
El encuentro arrancó con un monólogo blanquiazul que se prolongó durante un minuto y 16 segundos y que culminó Borja Valle con un remate desde el área pequeña que despejó Tomeu Nadal con una estirada con la pierna.


El Depor, que salió muy enchufado, prolongó su dominio con dos nuevas ocasiones. Primero, por medio de una falta lanzada por Cartabia desde la frontal del área que no encontró el arco rival por muy poco. Y a continuación, con una gran acción del argentino, que caracoleó por la banda derecha, se internó en el área y lanzó un remate cruzado al segundo palo que se marchó fuera sin que Borja Valle conectara con el balón por centímetros.


Cartabia, que ayer sí ejerció de líder y volvió loca a la retaguardia manchega, exhibió su calidad en los libres directos en el minuto 19. En una falta en la frontal del área, el sudamericano le pegó muy bien al esférico y lo ajustó al poste izquierdo, haciendo imposible la estirada del guardameta visitante.


El 1-0 hacía justicia al mejor juego del Depor, que se sentía a gusto ante un adversario que apenas había aparecido.


El partido se desarrollaba en el campo del Albacete, que se sentía incapaz de frenar a los coruñeses.

Así, en el minuto 29, el conjunto herculino estuvo a punto de marcar el segundo por partida doble. Primero, con un disparo de Quique tras un gran pase al hueco de Cartabia, pero el portero, muy atento, despejó la pelota a córner. Y en el saque de esquina, Arroyo impidió que el pucelano chutara a placer en el segundo palo justo cuando el atacante estaba a punto de conectar con el balón.

En uno de los pocos errores que cometieron los deportivistas llegó el único remate del Albacete en la primera mitad. Fue en el minuto 36, cuando Bela culminó un contragolpe, pero su disparo salió desviado.

Cartabia, cuya temporada se ha visto muy condicionada por los problemas musculares y que en las últimas jornadas había bajado su nivel varios peldaños, ayer se sintió muy a gusto y sacó a relucir su repertorio de jugadas y regates, demostrando que es uno de los futbolistas más desequilibrantes de la categoría.


Álex Bergantiños rozó el 2-0 en el minuto 45, pero su zurdazo, cayéndose y desde el punto de penalti, salió fuera tras besar el larguero.

La acción cerró un primer acto en el que la escuadra de Natxo González recuperó su mejor versión, tras varias semanas exhibiendo un juego previsible, y en la que hizo méritos para marcar más goles.
 
Dominio absoluto
El cuadro blanquiazul mantuvo su dominio en la segunda parte, que arrancó con un disparo de Edu Expósito desde la frontal del área que salió desviado.


El Albacete, que dirige el exblanquiazul Luis Miguel Ramis, llegaba a Riazor rodeado de elogios por su fútbol, pero ayer exhibió un juego muy rácano.


El Depor se acercó de nuevo al arco contrario en el minuto 52 con un chut de Vicente Gómez desde lejos que Tomeu Nadal despejó a córner con una gran mano.


En el 56, Cartabia colgó una falta al área, la defensa manchega despejó el esférico y el rechace le cayó a Borja Valle, que disparó y el balón impactó en el brazo de un defensa, lo que provocó que los locales pidieran penalti. Pero acertó el colegiado, ya que lo tenía pegado al cuerpo.

En el minuto 65, Natxo movió el equipo e introdujo el primer cambio. Sentó a Quique, que aunque no brilló, se ‘pegó’ con los centrales, y dio entrada a Christian Santos, de quien dijo en la previa que espera que sea un jugador decisivo en la segunda vuelta de LaLiga.
Solo tres minutos más tarde, Borja Valle sentenció el duelo con un golazo. El berciano recibió un pase de Diego Caballo, se internó en el área y la pegó al segundo palo, donde no llegó el arquero del Albacete.


El técnico dio descanso a Cartabia en el minuto 79 y el argentino fue despedido con una merecida ovación por la espectacular actuación que regaló a la grada.

En el 87, Carlos, que entró al campo ocho minutos antes, cabeceó un centro de Caballo, pero la pelota salió fuera.

Comentarios