Sábado 25.05.2019

Crecerse ante las bajas

Después de haber sumado 10 de los últimos 12 puntos en juego, el Depor recibe al colista con las ausencias de hasta seis hombres importantes y con el reto de encaramarse al ascenso directo

Quique González y Borja Valle celebrando el gol de la victoria en Granada | alfaquí
Quique González y Borja Valle celebrando el gol de la victoria en Granada | alfaquí

El Deportivo debe sobreponerse a la adversidad para continuar con su escalada hasta los puestos de ascenso directo a Primera División.

Esta tarde ante el colista de la categoría de plata, los blanquiazules tendrán que rehacerse ante la ausencia de hasta seis futbolistas importantes en los esquemas de Natxo González, Domingos Duarte y Nahuel Leiva por sanción, y Mosquera, Krohn-Dehli, Vicente y Carlos Fernández por lesión.

Después de haber sumado diez de los últimos doce puntos en litigio —con dos triunfos de calidad a domicilio ante Sporting de Gijón y Granada—, la entidad de la Plaza de Pontevedra no debe perdonar al último clasificado en Riazor y así desquitarse del último tropiezo en A Coruña frente al Tenerife de Oltra hace dos fines de semana (0-0). 

Sin menospreciar al contrincante de esta tarde, el deportivismo sueña ya con otros tres puntos fundamentales para seguir creciendo, antes de rendir visita a otro de los ‘gallitos’ de la categoría, el Málaga el próximo domingo 24.

El técnico deportivista tendrá que introducir a la fuerza dos cambios respecto a la formación que sumó los tres puntos en Los Cármenes; Michele Somma suplirá al sancionado Domingos Duarte, mientras que Didier Moreno ostentará la vacante en la titularidad dejada por Pedro Mosquera.

Así pues, siempre con Dani Giménez bajo palos —no ha recibido tantos en los dos últimos choques—, la retaguardia estará configurada por el citado central transalpino junto a Pablo Marí en el eje, flanqueados por David Simón en la derecha y por Diego Caballo en la izquierda.

El omnipresente Álex Bergantiños custodiará el ancla del equipo, con el delineante Edu Expósito ligeramente escorado a su derecha y la hormigonera colombiana Didier Moreno a su izquierda.

En punta de lanza, el Depor se encomendará de nuevo al oportunismo de Quique González —máximo artillero del equipo con 11 dianas—, a la genialidad de Fede Cartabia y al olfato de gol de Borja Valle; un tridente que debe marcar las diferencias frente a un conjunto muy necesitado y que desembarca en A Coruña con el agua al cuello.

En el banquillo de la suplencia aguardarán su oportunidad el veterano central fichado en el mercado de enero Iñigo López, que estrena convocatoria,  así como los centrocampistas del filial Montiel y Segado —uno de ellos apunta a ser el descarte de la lista de 19 del míster—.

También esperarán su turno Pedro Sánchez, tras recuperarse esta semana de su lesión muscular y de haber recibido ayer mismo el alta médica, y Christian Santos, un 'abrelatas' que podría resultar decisivo en caso de que la contienda se complique para los locales. 

Enfrente, el Deportivo se topará con un Nàstic que ni siquiera ha salido a flote con el tesón de su preparador, el veterano e histriónico Enrique Martín.

Abraham y Uche serán bajas por lesión, mientras que Fali deberá cumplir castigo después de que la semana pasada su equipo no jugase ante el Reus tras la retirada de estos últimos de la competición.

El estadio de Riazor, en una espléndida tarde desde el punto de vista meteorológico, podría registrar una de las mejores entradas de los últimos meses para empujar a su equipo hasta la zona de privilegio de Segunda División.

Comentarios