viernes 4/12/20

El Coruña necesita volver al buen camino a domicilio

El Basquet Coruña afronta esta tarde un complicado compromiso en la pista del Araberri, que podría serlo menos si se confirman dos bajas importantes en un conjunto vitoriano que tiene la misma marca (12-8) que la ‘marea naranja’.

En la primera vuelta el Coruña venció por un claro 79-65	quintana
En la primera vuelta el Coruña venció por un claro 79-65 quintana



El Basquet Coruña afronta esta tarde un complicado compromiso en la pista del Araberri, que podría serlo menos si se confirman dos bajas importantes en un conjunto vitoriano que tiene la misma marca (12-8) que la ‘marea naranja’.
El cuadro herculino necesita volver al buen camino a domicilio después de dos derrotas seguidas lejos de Riazor, en ambas ofreciendo muy mala imagen y fallando muchísimo desde larga distancia, 4 de 25 en Melilla y 6 de 30 en Marín, donde sufrió un doloroso traspiés.
El Araberri presenta una marca como local de 7-2, casi la misma que el Coruña (8-2), aunque es un conjunto con cierta irregularidad e imprevisibilidad: cae en casa contra Cáceres, la semana siguiente gana en Palencia, dos después toma Lugo y otras dos más tarde pierde en Prat.
Además, Arturo Álvarez maneja un plantel corto. Después de la jornada 11 se fue al Lleida el base Nontas Papantoniu, el mejor del equipo en el partido de la primera vuelta (79-65), donde anotó 22 puntos. Solo cuatro jugadores (Alvarado, Hearst, Berhanemeskel y García) han jugado los 20 partidos.
El Araberri prácticamente se cimenta en cuatro jugadores, entre ellos los dos máximos anotadores de la competición, Zaid Hearst (20.2 puntos, 4.6 rebotes y 1.4 asistencias) y Johnny Berhanemeskel (19.0, 2.9, 1.4), este con un 51.1% de acierto en triples, el segundo del ránking liguero, solo superado por 54.1% de Josip Mikulic, aunque el pupilo de Tito Díaz ha lanzado solo 24, por 135 del alero eritreo del cuadro vitoriano.
Las otras piezas clave son el segundo máximo asistente del torneo, el base Óscar Alvarado (5.6, 3.2 y 5.2), y el ala-pívot Nikola Cvetinovic (10.7 tantos y 5.6 capturas). Del banquillo, tan solo el experimentado Iván García –que es duda por un problema lumbar– está capacitado para hacer daño de verdad con su capacidad de anotar en la pintura y desde el arco.
Otros dos jugadores interiores, Kyle Rowley y Martín Buesa, tampoco tienen garantizada su presencia, pues aún empezaron esta semana a trabajar con el grupo tras superar sendas lesiones, la del ex del Coruña una rotura de fibras que le hizo perderse los 10 últimos partidos.
De no jugar alguno o ninguno de estos tres, el Basquet Coruña tendrá una (teórica) superioridad interior más que notable que debería aprovechar con el cuarteto Olmos-Zyle-Lucas-Mikulic ante un rival que, además, es el cuarto peor reboteador de la LEB Oro.

Comentarios