jueves 22/10/20

Un clamor contra Pirlo

Hace un año Andrea Pirlo publicó su biografía en Italia. En ella lanzaba un “pensamiento indecente”, decía que el Depor podría haber tomado “drogas para mejorar el rendimiento”.

Pirlo, a la derecha, a dos metros de Sergio, que marca a Seedorf	ac
Pirlo, a la derecha, a dos metros de Sergio, que marca a Seedorf ac

Hace un año Andrea Pirlo publicó su biografía en Italia. En ella lanzaba un “pensamiento indecente”, decía que el Depor podría haber tomado “drogas para mejorar el rendimiento” en el partido en el que los italianos fueron eliminados por 4-0 en Riazor que hace unos días celebró su décimo aniversario.
Ayer se presentó la edición en inglés y el diario “The Independent” publicó un resumen de este capítulo en el que Pirlo se queda a gusto: “Teníamos menos posibilidades de no pasar que Gatusso de licenciarse en Arte. Se reían de nosotros, iban a 1.000 por hora, toda la noche. Incluso los de mayor edad, que no se caracterizaban por su velocidad. Cuando Urs Meier señaló el descanso se fueron corriendo al túnel de vestuarios. No podían estar quietos ni en el descanso. Estaban posesos. Es la primera vez que me pregunté si el rival había ingerido algo”.
Una vez publicado por el rotativo inglés el deportivismo montó en cólera. Las razones son evidentes. Posiblemente no conociésemos bien a Pirlo y lo que le duele perder, pero sí a los jugadores del RC Deportivo. Fran, Manuel Pablo, Valerón, Mauro Silva... Lanzar tamaña acusación hacia estos profesionales se descalifica por sí sola.
Hasta los veteranos del club se expresaron en la red diciendo que un jugador como Pirlo hace “grandísimo” al Depor precisamente porque “aún le escuece”. Fran, capitán en aquel entonces, también fue muy claro es sus valoraciones al tratar de “lamentable, vergonzoso e increíble” este asunto. “Lo que tiene de gran jugador lo pierde por la boca”.
El doctor Cobián, médico del equipo en aquella época, era además miembro de la Comisión Nacional Antidopaje, un destacado activista contra este tipo de actuaciones. Ayer no daba crédito desde su consulta en Alicante,  “sin comentarios”, decía. “No entro en ningún debate. Que lo pruebe”, comentaba el galeno.
Albert Luque, uno de los goleadores, como Fran, comentó a este diario prácticamente lo mismo: “Yo tomé lo mismo de cada semana, el problema lo tenía él en su vestuario”.
Posiblemente la prensa italiana, hace un año, no diera publicidad a este capítulo precisamente porque parece descalificarse por sí solo. En Inglaterra ha sido distinto. Hace poco otros españoles le metieron otros cuatro a Pirlo. Fue en el España-Italia de la final de la Eurocopa 2012. Ahí también le pasaron por encima al talentoso mediocampista. A ver si dentro de ocho años, en unas nuevas memorias, acusa a Silva e Iniesta... Para el deportivismo, que clama contra Pirlo, suena a no saber perder, a una pataleta por una mancha en la hoja de servicios y, como sus veteranos dicen, este ‘escozor’ hace todavía más grande a este gran club.

Comentarios