miércoles 21/10/20
3 alavés- 1 celta

El Celta se deja ir tras su eliminación europea

El Alavés se llevó el duelo contra el Celta gracias a su clara superioridad en un primer tiempo en el que se mostró muy certero en el remate y aprovechó los errores defensivos de su rival.

El defensa francés del Alavés Theo Hernández (i) disputa un balón con el delantero belga del Celta Théo Bongonda   | efe
El defensa francés del Alavés Theo Hernández (i) disputa un balón con el delantero belga del Celta Théo Bongonda | efe

El Alavés se llevó el duelo contra el Celta gracias a su clara superioridad en un primer tiempo en el que se mostró muy certero en el remate y aprovechó los errores defensivos de su rival.

El equipo vitoriano marcó tres goles en los 36 primeros minutos y, aunque el conjunto gallego despertó en la segunda mitad con la entrada de Iago Aspas, no tuvo problemas para administrar su renta.

Pronto se adelantó en el marcador el equipo local, en el minuto 5, con un gol de Manu García, que robó el balón al Chelo Díaz y batió en su salida a Iván Villar, debutante.

Trató de reaccionar el Celta ante un Alavés que se defendía con orden y sin apuros y, en el minuto 13, llegó una doble ocasión del equipo gallego sin consecuencias.

No se durmió el Alavés y en el minuto 17 Zou Feddal aprovechó un córner medido de Katai para establecer de cabeza el 2-0 ante un rival que todavía acusaba el primer gol en contra.

Con el 2-0, los de Pellegrino se adueñaron del encuentro y crearon peligro a balón parado, pero el 3-0 llegó en el minuto 36 gracias a una rápida jugada por la derecha en la que Vigaray asistió a Deyverson, que marcó a placer.

Los de Berizzo nunca terminaron de meterse en el partido. Mejoró el Celta en la segunda mitad, en la que la entrada de Aspas le permitió tener un mayor control del juego y mover la pelota con más peligro. En el minuto 53 tuvo su mejor ocasión, pero entre la defensa albiazul y Fernando Pacheco, que respondió con una gran parada a un remate a bocajarro de Iago Aspas tras un rechace, evitaron un gol que parecía cantado.

El Celta, que nunca se resignó, acortó distancias en el minuto 77, cuando Aspas aprovechó un penalti sobre Pione Sisto para marcar desde los once metros.

Siguió intentándolo el equipo vigués y en el tiempo añadido Beauveu mandó el balón contra la cruceta, pero el Alavés supo defenderse.

Comentarios