Cartabia se apunta a la cita del domingo; Valle y Gil no saltaron

Cartabia, a la izquierda, en un lance del entrenamiento junto a Caballo | pedro puig

La gran noticia del entrenamiento de ayer para el deportivismo la protagonizó el centrocampista argentino Fede Cartabia, que ya completó el entrenamiento al mismo ritmo que el resto de sus compañeros, dejando atrás de modo definitivo su lesión de tobillo —sufrida en Albacete— y postulándose para un lugar en el once de Natxo González.

La gran noticia del entrenamiento de ayer para el deportivismo la protagonizó el centrocampista argentino Fede Cartabia, que ya completó el entrenamiento al mismo ritmo que el resto de sus compañeros, dejando atrás de modo definitivo su lesión de tobillo —sufrida en Albacete— y postulándose para un lugar en el once de Natxo González.
Aunque el míster lo ubicó en el presumible once de los suplentes, lo cierto es que la calidad y la pegada del argentino pueden resultar de vital importancia ante el Sporting de Gijón en una escuadra como la coruñesa, con numerosas bajas en la parcela ofensiva.
No en vano, el máximo goleador de la presente temporada, Quique González, será baja segura por una rotura de fibras de grado II en el gemelo, mientras que Borja Valle y Carles Gil ni siquiera saltaron ayer al césped por sus respectivas dolencias.
En principio, el ariete berciano tiene más posibilidades de recuperarse a tiempo para el domingo, ya que arrastra una contusión en el pie, una dolencia a priori más leve que la lesión muscular en el obturador de su compañero valenciano, que salvo milagro se perderá la visita del Sporting.
Otro de los que estará ausente, en este caso por su compromiso internacional con la selección de Venezuela, es Christian Santos, concentrado con la ‘vinotinto’.

Dubarbier, OK
Natxo González vuelve a tener a su disposición al lateral argentino Sebastián Dubarbier, que ha dejado atrás su sobrecarga en los isquiotibiales y también se ejercitó con normalidad.
A lo largo de la intensa sesión de entrenamiento matinal, los jugadores blanquiazules llevaron a cabo diversos ejercicios como calentamiento con rondos, pases a media distancia, transiciones y finalización, así como ensayos tácticos de once contra nueve para perfeccionar las transiciones en superioridad y, lógicamente, la defensa en inferioridad.
Después de casi dos horas de trabajo concienzudo, los futbolistas deportivistas se retiraron a los vestuarios, quedando emplazados a la jornada de esta mañana.  l