Bruno critica la “falta de consideración” del club al echarle

El día de San Valentín, Bruno Gama y el RC Deportivo, escenificaron su divorcio a través de sendos comunicados. Primero, el del luso, que en un texto que remitió a este diario criticó la “falta de consideración” que tuvo la entidad blanquiazul

Bruno critica la “falta de consideración” del club al echarle
Bruno había recibido propuestas del Mallorca (Segunda B) y Reus (Segunda)  | aec
Bruno había recibido propuestas del Mallorca (Segunda B) y Reus (Segunda) | aec

El día de San Valentín, Bruno Gama y el RC Deportivo, escenificaron su divorcio a través de sendos comunicados. Primero, el del luso, que en un texto que remitió a este diario criticó la “falta de consideración” que tuvo la entidad blanquiazul hacia él a la hora de comunicarle el despido en las últimas horas del mercado de invierno y confirmó lo que este diario adelantó la semana pasada. El club, por su parte, le respondió con otro escrito en el que defendió su actuación aunque le pidió disculpas por el malestar que le causó.
Bruno repartió en su misiva los agradecimientos a sus compañeros y a la afición con los reproches a otros estamentos de la entidad deportivista. “La actitud que han tenido demuestra una falta de consideración hacia las personas, contactando con el jugador a unas pocas horas del cierre de mercado con una simple llamada e inmediato correo electrónico”, apuntó en su carta.

¿Quién le llamó?
El portugués no revela en su carta quién le llamó para comunicarle que estaba despedido. Tal y como explicó este diario la semana pasada no fue nadie del Consejo de Administración y tampoco del área deportiva, sino el abogado que trabaja para la entidad blanquiazul. Primero se lo trasladó por teléfono y, a continuación, por correo electrónico. Demasiado frío, muy empresarial, para un jugador que afrontaba su segunda etapa en el club. Por más que el despido estuviera justificado por la escasa participación del futbolista y por la necesidad de una ficha libre, las formas no fueron las habituales. Lo normal en estos casos es que al jugador se lo traslade, como mínimo, alguien de la parcela deportiva.
Por eso el trato hacia Bruno no gustó a la plantilla. Luisinho lo confirmó la semana pasada en estas mismas páginas: “Es mejor decir las cosas a la cara que por otras vías (...); hay otras formas de actuar y de tratar a Bruno”.

Respuesta del Depor
La entidad deportivista le respondió horas después con otro comunicado en el que aseguró que “siempre ha mostrado hacia Bruno Gama, como hacia todos los profesionales que trabajan y han trabajado en el Deportivo, total consideración y respeto, tanto personal como profesional, intentando cuidar las formas hasta el último momento y buscando que el cierre de las relaciones se produzca siempre de la mejor manera posible”.
Dice el Deportivo que en este caso se le “indicó varias veces, a sus agentes y al propio futbolista, tras la apertura del mercado, que se le facilitaría la salida hacia cualquier otro Club pero que, llegado el caso de no existir ofertas o de no aceptar ninguna, como finalmente sucedió, podría darse la situación no deseada que se produjo a última hora del mercado de invierno. Ante la última propuesta recibida, que por su parte no se consideró de interés, sus agentes fueron los que, en la mañana del día 31 de enero, indicaron que el jugador se quedaba en A Coruña y que la única alternativa que le quedaría al Club era la que finalmente se dio, la rescisión unilateral por parte del Deportivo”. Las ofertas que se le trasladaron al jugador eran las del Mallorca (Segunda B) y Reus (Segunda).
A pesar de defender su actuación, el Depor le pide “disculpas por el malestar que la fórmula final adoptada le haya podido ocasionar a un futbolista querido por el Club y la afición”.