jueves 17.10.2019

Bautismo de fuego

José Luis Martí se estrena en el banquillo del Deportivo con una dura reválida, en casa del líder e intentando hacer añicos una mala racha de siete partidos consecutivos sin vencer de su equipo

Bautismo de fuego

En una oda al ‘cortoplacismo’, sin tiempo para reflexionar en la necesidad de sumar puntos ni de perfeccionar sistemas tácticos, el RC Deportivo de José Luis Martí se estrenará esta tarde con el anhelo de regresar a la senda de la victoria y a la lucha por los puestos de ascenso.

Ya sin Natxo González, que ya ha pasado a engrosar una lista de cabezas cortadas por Tino Fernández —ocho técnicos destituidos en cinco campañas—, el Depor afrontará una exigente reválida en su visita a uno de los fortines de la Liga, El Sadar, frente al actual líder de la competición como Osasuna, que se está mostrando intratable ante su afición.


El nuevo preparador blanquiazul ha hecho hincapié desde su llegada en el factor psicológico, tratando de restañar las heridas morales de una racha negativa de siete jornadas sin vencer, que ha llevado al Deportivo a caer hasta la quinta posición de la tabla, más cerca de salir de zona de promoción que del ascenso directo.


Con nueve jornadas todavía por delante hasta el epílogo del campeonato de la regularidad, el míster deportivista mantiene la convicción de que todavía es posible reengancharse a la pugna por concluir entre los dos primeros.


Para ello, Martí ha confeccionado una lista de convocados de la que se han caído Fede Cartabia, Carlos Fernández, David Simón y Krohn-Dehli por lesión, así como Saúl, Iñigo López y Vítor Silva por decisión táctica.


El técnico balear podría reforzar el muro de contención de su escuadra en mediocampo para pasar a actuar con dos pilares de la talla de Álex Bergantiños y Didier Moreno.
Siempre con Dani Giménez bajo palos, José Luis Martí recurrirá a la ‘defensa tipo’ herculina, con Duarte y Marí en el eje de la zaga, flanqueados por Bóveda en la derecha y Diego Caballo en la izquierda.


En la línea de tres por delante de los pivotes defensivos tendrían cabida Nahuel y Borja Valle por bandas, con Edu Expósito en labores de mediapunta, tratando de suministrar buenos balones al máximo goleador del equipo, un Quique González de pasado osasunista.


En el banquillo de la suplencia aguardarán su oportunidad para poder aportar su calidad hombres de la talla de Christian Santos, Vicente, Mosquera o Pedro Sánchez.
Enfrente, el Deportivo se topará con un rival pétreo como Club Atlético Osasuna, que ha concatenado doce triunfos consecutivos en su bombonera de El Sadar, un estadio que presiona como pocos.


Jagoba Arrasate, técnico que el pasado verano sonó con fuerza para dirigir al RC Deportivo de La Coruña, está consiguiendo que la escuadra ‘rojilla’ encuentre el equilibrio entre esfuerzo y calidad, ostentando la primera plaza de la clasificación después de un inicio de curso más que titubeante. Arrasate tendrá que prescindir por lesión de Fran Mérida; además, dará entrada a Aridane en compañía de Unai García en el centro de su retaguardia. En un dibujo 4-2-3-1, el hombre más adelantado será Juan Villar.


El Deportivo, en un envite con reminiscencias de Primera División, no caminará solo en su cita de esta tarde en la Comunidad Foral; y es que un total de 500 seguidores blanquiazules recorrerán kilómetros para prestar su respaldo incondicional en búsqueda de una victoria que podría ser el aguardado punto de inflexión en el sprint final liguero.

Comentarios