viernes 25/9/20

Arribas: “La afición no debería pitar, eso solo perjudica”

DEPORTIVO

Los casi 20.000 espectadores que se dieron cita el miércoles para animar al Deportivo ante el Granada aguantaron estoicamente los noventa minutos de un partido de muchas sombras y pocas luces.

El futbolista madrileño no tuvo excesivo trabajo en la zaga blanquiazul en el choque del miércoles ante el Granada en el estadio de Riazor quintana
El futbolista madrileño no tuvo excesivo trabajo en la zaga blanquiazul en el choque del miércoles ante el Granada en el estadio de Riazor quintana

Los casi 20.000 espectadores que se dieron cita el miércoles para animar al Deportivo ante el Granada aguantaron estoicamente los noventa minutos de un partido de muchas sombras y pocas luces.
Pese a la infinita paciencia del respetable, al final de la contienda y cuando el equipo se dirigió al centro del campo, el público despidió a la escuadra con la primera pitada del curso. Una reacción que Alejandro Arribas entiende, aunque no la comparta. “Cada uno paga su entrada y tiene derecho a opinar de la manera que considere, mi opinión es que no deberían pitar a su equipo porque eso solo perjudica, no beneficia”, indica el zaguero.
Bajo su punto de vista ahora es el momento de que escuadra y seguidores vayan de la mano. “Todos juntos tenemos que animarnos y sacar esto adelante”, pide el defensa deportivista, que también recriminó que un sector de la grada silbase a Marlos Moreno. “En su cambio también escuché algunos pitos. No sé el partido que vieron ellos”, comenta Arribas, que recuerda que el futbolista colombiano “llevaba tiempo sin jugar, lo intentó y generó ocasiones”. 

Situación envidiada
Pese a la mala imagen que dio el Depor, sobre todo en los primeros cuarenta y cinco minutos, considera que “la situación está mejor que hace un mes” y recuerda que “hay tres o cuatro equipos por debajo que ya quisieran estar como nosotros”, en alusión a conjuntos de la zona baja de clasificación liguera: el Leganés, Sporting, Granada y Osasuna.
Tratando de entender el porqué de los silbidos de la grada, Arribas revela que es probable que las esperanzas puestas en torno al futuro del equipo fuesen muy altas. “Pienso que las expectativas que había a principio de temporada eran unas, a lo mejor eran superar la puntuación de la campaña pasada y quedar bastante más arriba, y nos ven peleando por evitar el descenso, que es el objetivo ahora mismo principal”, describe el futbolista blanquiazul.
Advierte de que es probable de las críticas de la hinchada sean motivadas por esa “frustración” por no tener, al fin este año, una “temporada tranquila”, algo que un curso más no va a ocurrir.
Pese a todo, él tiene claro que en esta campaña “el equipo da la cara” y él, particularmente,  reconoce que sale “con la cabeza bien alta”, porque lo ha dado “todo”. Un hecho que hace ostensible al resto de sus compañeros. Sin embargo, puntualiza que “esto es fútbol y muchas veces no se consigue lo que uno quiere”. 
Con respecto al mal partido cuajado el miércoles ante el Granada y al inicio ranqueante del equipo, Arribas declaró que no se debía a los nervios: “No nos jugábamos nada, no era el último partido definitivo por el descenso, el Granada era el que tenía que estar nervioso”, subraya el zaguero.
Contrastan sus declaraciones con la rueda de prensa posterior al encuentro de Pepe Mel, que admitía que se habían permitido “sestear” en un duelo en el que se “jugaban la vida”. Arribas apeló a que algunos compañeros estaban cansados por la acumulación de partidos. “La gente no estaba fresca, no conseguíamos dar pases sencillos, pero el equipo se repuso”, indica el central.
Él ve fundamental que en el Sánchez Pizjuán no se repita este comienzo. “Lo bueno es que nos ha pasado en casa ante el Granada, hemos aprendido y seguro que el sábado (por mañana) salimos con más intensidad”, asegura. 
Pese a solo lograr unas tablas ante el Granada y al mal partido, se muestra optimista, a tenor de los otros resultados que se dieron en la jornada y que, paradójicamente, dejaron al Deportivo más alejado del descenso. “Tengo un partido menos y un punto más y la jornada ha sido muy positiva”, asevera el central.

Comentarios