miércoles 25/11/20

Álex: “Sí puede llamarse vergüenza lo que siento”

foto | alfaquí
foto | alfaquí

El capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, mostró su malestar por la penosa imagen ofrecida por la escuadra blanquiazul en El Toralín.

“Sí puede llamarse vergüenza lo que siento porque en ninguna categoría he vivido esta racha que llevamos sin ganar y cómo encajamos goles. Llevamos diecinueve partidos sin dar el nivel que hay que dar y cada uno tiene que hacer autocrítica, no sé si sentirse avergonzado o responsable de la situación”, explicó el mediocampista, tras el duelo en Ponferrada.

El futbolista de La Sagrada reconoció que “ahora mismo, el equipo está mentalmente roto, no está sabiendo competir y todos los rivales nos superan sin grandes cosas”.

“Es indigno para un club como el Deportivo”, dijo.

Bergantiños señaló que “salvo Koke, ha jugado toda la plantilla, así que ninguno podemos no sentirnos responsables de esta situación. En el siguiente partido hay que sacar a la gente que se sienta más fuerte mentalmente porque esto no puede seguir así y tenemos que dar otra imagen por los campos”.

A la pregunta de si aún hay tiempo para salvar la categoría, respondió: “Ahora mismo se ve casi imposible, pero entiendo que va a haber cambios a todos los niveles del club en invierno y a ver si entra gente fresca para ayudar en la segunda vuelta a salvarse. Sé que se ve muy negro, pero no podemos rendirnos. Intentar limpiar la cabeza para poder competir en el siguiente partido y ya no digo más, pero al menos competir”.

“El entorno no acompaña en general, cambios en los que toman decisiones, técnicos, jugadores... Nada ayuda, con la situación económica que hay, cambios constantes, el trauma de no ascender el año pasado... Hay que recolocar todo a ver si a partir de ese orden institucional se ve otra cosa en el campo”, sentenció.

Galán: “Ahora, las sensaciones son malísimas”

El extremo madrileño Borja Galán no pudo ocultar la desazón del vestuario blanquiazul después de haber encajado otra nueva derrota que hunde al club todavía un poco más en la clasificación.

“Ahora mismo las sensaciones son malísimas en el vestuario; una derrota más, no conseguimos encontrar el camino del triunfo y las sensaciones son horribles”, espetó.

Aunque todavía resta tiempo material para la anhelada reacción, el Depor debe sufrir una profunda metamorfosis para comenzar a funcionar. “Queda toda la segunda vuelta y un partido de la primera vuelta, necesitamos encontrar de manera desesperada esa victoria que nos haga creer y buscarla cuanto antes el viernes en Riazor, antes tenemos el partido de Copa”, afirmó.

Por último, se refirió a su entrenador, Luis César, en el alambre. “Nosotros no pensamos en eso, los jugadores estamos bastante dolidos, lo estamos por la imagen que estamos dando y ya no es cuestión de táctica ni de nada, somos nosotros a los que no salen las cosas”, dijo.

Comentarios