jueves 26/11/20

Aire para tres cuartos

BALONCESTO LEB ORO

MELILLA - LEYMA: 101-83

El Melilla se apuntó el primer punto de la serie de semifinales ante un Leyma Basquet Coruña que estuvo en el partido durante 30 minutos, el tiempo que le duraron las fuerzas después de haber tenido apenas un día de descanso tras la durísima eliminatoria ante el Breogán. 
 

El Melilla anotó siete triples en el último periodo, cuatro más que en los tres anteriores juntos, ante un Leyma exhausto	bc
El Melilla anotó siete triples en el último periodo, cuatro más que en los tres anteriores juntos, ante un Leyma exhausto bc

El Melilla se apuntó el primer punto de la serie de semifinales ante un Leyma Basquet Coruña que estuvo en el partido durante 30 minutos, el tiempo que le duraron las fuerzas después de haber tenido apenas un día de descanso tras la durísima eliminatoria ante el Breogán. 
El arranque certificó que sobre el parquet estaban los dos máximos anotadores de la LEB Oro. Los seis primeros tiros, tres por equipo, acabaron besando la red. El Leyma salió de inicio en zona 2-3, tal vez para evitar un mayor desgaste físico que defendiendo en individual.
Los de Tito Díaz hicieron daño en los primeros minutos a base de muchos pases, mientras que los de Alejandro Alcoba empezaron a hacerlo en el rebote ofensivo, especialmente de la mano de Edwards, aunque fue la entrada de un ex del Leyma, Hernández-Sonseca, lo que hizo que los locales mejorasen atrás.
Además, la irrupción del madrileño coincidió con el primer descanso a un Olmos que se estaba mostrando superior a Gatell. Una fantástica asistencia mirando al tendido de Stelzer a Zyle, que el lituano convirtió en mate, dio al Leyma la que sería su última ventaja del choque (15-17) y el último acto de servicio del escolta, ya que se dañó el tobillo izquierdo y ya no volvió al parquet.  Una baja sobre la marcha que se unió a la de Castro, cuyas molestias en un hombro le impidieron arrimar el ídem. Una ventaja añadida para el poderoso cuadro norteafricano, que cerró el acto inicial con dos tantos de renta (23-21).
El segundo mostró dos defensas más intensas y agresivas, y que Olmos es vital para la ‘marea naranja’. Sin él en pista, el Melilla firmó un parcial de 9-0 que le disparó en el electrónico (44-31), en pleno festival de rebotes ofensivos+canasta de otro ex, Gatell. La vuelta de Olmos ayudó a taponar parcialmente la hemorragia y un magnífico ‘coast to coast’ de Monaghan mandó el partido al descanso con un déficit más asumible (50-40).
A la vuelta de vestuarios, el Leyma se colocó en individual. Y la maniobra no pudo salir peor: parcial de 5-0, de nuevo con Gatell como verdugo, para poner una nueva máxima en el marcador (55-40). Sin embargo, la ‘marea naranja’ encontró consuelo en la línea de 6.75, desde donde Monaghan y Peña conectaron dos aciertos seguidos.
Con la defensa melillense más atenta al perímetro, el base estadounidense aprovechó para, con varias penetraciones, devolver a los suyos a la pelea (64-58). Entre tanto, Tito Díaz había vuelto a poner a su equipo en zona, con lo que los locales anotaron de nuevo con cuentagotas.
Con seis de diferencia (68-62) entró el partido en los 10 minutos finales, abiertos con un triple de Manzano. El ala-pívot andaluz repitió suerte después que Sanz hiciera lo propio y Suka-Umu anotase de dos. Un demoledor arranque de los de Alcoba ante un rival que daba claros síntomas de fatiga: llegando muy tarde –o no llegando– a las ayudas exteriores (Melilla anotó 7 triples en este cuarto y solo 3 en los anteriores) y con la mente nublada en ataque, donde solo un par de triples de Peña evitaron una derrota más abultada.
Ahora, otro único día de descanso antes de afrontar la segunda entrega de una serie que si ya de inicio era muy complicada se pone mucho peor por las bajas. Pero aun así no se puede dar por muerto a un equipo que se agarra a la pista como pocos.

Comentarios