sábado 07.12.2019

Abegondo no se toca

El Deportivo Abanca se reencuentra con la victoria ante el Sevilla en un partido sin demasiado brillo ni fluidez, con varias interrupciones, dos penaltis y que decidió una genialidad de Teresa

Abegondo no se toca

Volvía el Deportivo Abanca a su casa 35 días después del última aparición como local y tras un mes atípico, con derrotas ante el Atlético y el Barcelona y dos semanas de parón por las selecciones y la huelga de futbolistas. Contra el Sevilla se reencontró con la victoria el equipo blanquiazul al abrigo de su público, pese a que la grada de Abegondo registró la peor entrada de la temporada.

En un partido sin brillo, salieron a relucir el orgullo y el carácter de un equipo ganador. También la clase de Teresa, que pasa por un momento dulce. La centrocampista pontevedresa sacó un conejo de su chistera con un golazo que levantó a la grada y le dio tres puntos más al Depor. Y van 22, tres por debajo del Atlético y 15 por encima del descenso.

Fue un encuentro accidentado en su comienzo, con varias lesiones y dos penaltis en poco más de 20 minutos. Cayó antes del pitido inicial la sevillista Isabella durante el calentamiento y nada más empezar se torció un tobillo la árbitra, que dejó el campo durante seis minutos antes de volver al campo.

“No soy la estrella, necesito a mis compañeras, somos un equipo

En la primera llegada con peligro, doble ocasión y pena máxima para el Depor: Peke y Alba probaron a la portera sevillista Sara Serrat. A la tercera, la propia Alba fue al choque con la central Aldana Cometti y la colegiada señaló penalti como pudo no haber pitado nada. No falló desde los once metros la ‘8’ blanquiazul.

Poco duró la alegría. Y es que diez minutos después, la rapidísima Payne ganó en velocidad a Miriam y la capitana le derribó en el área con tan mala suerte que se lesionó en esa misma jugada. Acertó desde el punto fatídico la visitante Zdunek y Manu Sánchez dio entrada a Nuria, devolviendo a Noelia Villegas a su habitual posición de central.

Antes del descanso tuvieron sendas ocasiones Alba, con un intento lejano que se marchó por encima del larguero, y Gaby, que remató muy centrado tras una buena acción de Peke. Tras el paso por los vestuarios fue el turno para el Sevilla, pero Misa respondió con acierto en el mano a mano ante Virgy.

“Nunca había vivido un ambiente  así cada fin  de semana

Entonces apareció Teresa para desatascar un partido sin dueño ni fluidez. Recibió en las inmediaciones del área, se acomodó la pelota y ajustó un potente disparo por encima de la portera visitante. Es su segundo gol después del que marcó la semana pasada en el Johan Cruyff. La afición se levantó y coreó su nombre. El deportivismo tiene nueva ídola.

De nuevo Teresa, con un centrochut que se envenó y casi acaba en la escuadra, y Michelle, con un cabezazo en el segundo palo tras un centro de Nuria, se encontraron con Sara Serrat. La portera evitó también otro remate de Gaby y mantuvo a su equipo con vida.

No arrojó la toalla el Sevilla, que en la prolongación acarició el empate con un testarazo de Maite. Su remate se estrelló en el poste y luego Misa lo despejó a córner. Del susto a la euforia pasó un Depor que vuelve a ganar. En ningún sitio como en casa.

Comentarios