viernes 15/1/21

Cesc Fabregas rescata a España

españa 1 -  italia 1

 Un gol salvador de Cesc Fábregas, de nuevo ante la Italia a la que eliminó hace cuatro años, rescató a España de la derrota en su estreno en la Eurocopa 2012 (1-1), ante un rival que supo frenar sus virtudes y provocó que se añorase la figura goleadora de David Villa, decisivo en grandes citas.
Los jugadores de la selección celebran el gol conseguido por Cesc Fábregas que pone el empate a uno definitivo en el marcador. / EFE
Los jugadores de la selección celebran el gol conseguido por Cesc Fábregas que pone el empate a uno definitivo en el marcador. / EFE
España: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Silva (Navas, m.65); y Cesc (Fernando Torres, m.74).
Italia: Buffon; Giaccherini, Chiellini, De Rossi, Bonucci, Maggio; Marchisio, Thiago Motta (Nocerino, m.89), Pirlo; Cassano (Giovinco, m.65) y Balotelli (Di Natale, m.56).
Goles:
0-1 min. 60: Di Natale.
1-1 min. 64: Cesc.
Árbitro: Viktor Kassai (HUN). Amonestó a Jordi Alba (67) y Arbeloa (84) y Torres (84) por España; y a Balotelli (37), Bonucci (67), Chiellini (79) y Maggio (89) por Italia.
Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo C, disputado en el estadio Arena Gdansk, ante la presencia de 39.000 espectadores. Estuvieron en el palco de honor los Príncipes de España, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, el presidente de Uefa Michel Platini y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Ángel María Villar, entre otras personalidades.
 

Un gol salvador de Cesc Fábregas, de nuevo ante la Italia a la que eliminó hace cuatro años, rescató a España de la derrota en su estreno en la Eurocopa 2012 (1-1), ante un rival que supo frenar sus virtudes y provocó que se añorase la figura goleadora de David Villa, decisivo en grandes citas.

Arrancó el campeón con un guión que cumplió lo esperado. Ser campeón de Europa y del mundo, el gran favorito al título, provoca el respeto y la admiración de cualquier rival. Por grande que sea.

El estilo de España ya ha pasado a la historia por la brillantez en el toque. Ha sido estudiado y se buscan fórmulas para frenarlo.

Cesare Prandelli tenía una y consiguió desdibujar a la ‘Roja’.Del Bosque manejó la duda entre Fernando Torres y Álvaro Negredo hasta que conoció los planes de Prandelli.

Italia cambiaría su identidad. Era un paso en falso. La defensa de cinco, con tres centrales y dos laterales de largo recorrido, nada tenía que ver con el ‘catenaccio’ de otra época. No fue el recurso para frenar el fútbol de España porque quisieron el balón. Apretaron en la construcción y dificultaron el juego de los ‘bajitos’. Reivindicaron su carácter competitivo con la mejor de sus imágenes.

España estuvo a expensas de la magia de Andrés Iniesta. No cesó de intentarlo. Recortes. Túneles a rivales dentro del área. La ‘Roja’ rizaba el rizo. Faltaban disparos a puerta desde cualquier zona. Añoraba la figura de David Villa. Siempre salvador en duelos igualados en las grandes competiciones.

Encontró el premio la selección ‘azzurra’ gracias a su líder. Arrancó Pirlo a los 60 minutos viendo espacio y con una jugada en su mente. Se fue con facilidad de Busquets y lanzó un pase al hueco, a la velocidad de Di Natale, que tocó a la red su primer balón.

Tres minutos tardó España en remontar. Silva vio el desmarque de ruptura de Cesc. Toque perfecto y zurdazo de Fábregas para marcar.

Entró en escena Jesús Navas por Silva. Del Bosque quiso abrir el campo y a la defensa rival. Meter la velocidad ante un rival cansado. La entrada de Fernando Torres completaba el ‘plan B’.

Navas se fue siempre. Un centro suyo lo remató cruzado Jordi Alba y una contra la perdonó Torres en el mano a mano ante Buffon. Como en la final de la Eurocopa hace cuatro años.

En aquella ocasión picó el balón. Ayer le adivinaron las intenciones.

Comentarios