sábado 16/1/21

Reportaje | Marta Sanz: El arte de mantener una conversación partiendo de las discrepancias más absolutas

La escritora Marta Sanz mantendrá una charla, en la Fundación Luis Seoane, con el también escritor Luisgé Martín, en la que hablarán sobre sus últimas obras, “Monstruas y centauras” y “El mundo feliz”.

Marta Sanz destaca en su obra el “doble” trabajo al que está sometida la mujer
Marta Sanz destaca en su obra el “doble” trabajo al que está sometida la mujer

La Fundación Luis Seoane acoge hoy, a las 20.00 horas, una charla de la escritora Marta Sanz, autora de “Monstruas y centauras”, y Luisgé Martín, autor de “El mundo feliz”, dentro del ciclo “Pensamentos Urxentes. Mirar, pensar, escribir”, donde hablarán sobre sus dos últimos libros.

Dos amigos, escritores ambos, que según afirma Marta Sanz “respetamos mucho nuestras propias obras”, pero al mismo tiempo “discrepamos en muchos aspectos y puntos de vista de las mismas”, pero pueden mantener una conversación poniendo como punto de partida sus discrepancias, ya que “dos personas que discrepan, aunque hoy en día parezca extraño, pueden mantener un diálogo”, asegura Sanz.

Marta Sanz publicó en el mes de octubre “Monstruas y centauras”, un libro donde recoge en clave ensayística “a través de cuatro hechos relevantes como el movimiento MeToo o la huelga feminista del ocho de marzo, mis incertidumbres”, las cuales “no me deben paralizar para seguir luchando para las mujeres”.


Concretando un poco más, Sanz habla a lo largo de este ensayo sobre “el maltrato económico que sufren las mujeres de esta sociedad” y como “ellas tienen que bracear el doble en el trabajo, lo que no solo hace mella físicamente, sino también psicológicamente”. 

Sobre sus influencias, Sanz destaca que le influyen “las que denomino las 3F: filosofía, francesa, feminista”. Sobre todo destaca la influencia en su obra de autoras francesas como Simone de Beauvoir o Virginie Despentes, a partir de las cuales “reflexiono sobre asuntos cotidianos y mis vivencias personales”.

Sobre Marta Sanz
“Escribo desde 1995”, destaca Sanz, por lo que “cuando llevas tanto tiempo en el oficio es lógico que haya puntos en común en todos mis libros, sean del género que sean”, aún así afirma que “me autoimpongo no convertirme en una marca, busco encontrar mi propio lenguaje, uno que me defina”.


Pero uno de los detalles más extraños sobre su obra es lo que ocurrió con su libro “Amor Fou”. “Lo escribí en 2004 creyendo que no tendría problemas, las editoriales me lo compraban, pero después no lo publicaban”, señala Sanz. 


“El libro trataba  asuntos corrosivos para aquel año, pero parece que ahora ya forman parte de nuestro discurso diario, razón por la que me lo publicaron en 2018”, afirma.  

“Por suerte no necesito adaptar mi discurso para comer, comprendo la literatura para contar lo que quiero y como quiero, es decir, no callarme la boca”, finaliza Sanz

Comentarios