Jueves 18.04.2019

Reportaje | María Porta : “Si mis amigos me llevan la contraria, les digo: ‘Mira que vas en un cuento’ ”

María Porta presenta a las 20.00 horas en El Corte Inglés de Ramón y Cajal su primer libro “Cuentos infantiles para adultos”

La escritora cuenta que la mayoría de los relatos tienen su origen en una fotografía o imagen | pedro puig
La escritora cuenta que la mayoría de los relatos tienen su origen en una fotografía o imagen | pedro puig

María Porta presenta a las 20.00 horas en El Corte Inglés de Ramón y Cajal su primer libro. Lo titula “Cuentos infantiles para adultos”, y en él comparte once de sus relatos. Algunos tienen diez años y otros un mes, pero en todos el humor es un ingrediente principal porque la autora coge las ideas al vuelo y las reboza divertidas para que enganchen. 

La mayoría vienen de fotos, imágenes que como buena fotógrafa caza y que más tarde desarrolla dándole al clic de la cámara y creando una historia con letras. Así es que la instantánea acompaña a las palabras. Otras veces, hace un dibujo del origen. María es traductora y lleva toda la vida teniendo la necesidad de contar: “Dice la gente que hay mucha sangre, igual son las ganas de matar a alguien”, que descarga sobre el papel. 


Ella se lo pasa bien escribiendo y amenaza a los de su entorno: “Si mis amigos me llevan la contraria, les digo: ‘mira que vas en un cuento’. A uno le pregunté qué quería ser y me contestó que sexador de pollos”. Así que convirtió su fantasía en cuento y le puso de pareja de baile a la misma Teresa que lo acompaña en la realidad, pero anglosajona “como la May”. Esta vez, su conocido no acaba mal parado. En tono desenfadado, va dándole forma a sus fantasías. El lector agradece la frescura. 


Hoy hablará del volumen el periodista Moncho Viña, del que asegura quedó impresionado al leerlo: “Me dijo que le encantó, que está muy bien”. Y es que los personajes ayudan. Son divertidos. La mayor parte van con mote. Está el “guapoagente” o el “camarero propietario” y también la protagonista enamorada de él, que le deja su amor sellado en carmín sobre la taza de café: “Es su beso diario”. 

El libro editado por Punto Rojo, dentro de lecturas Arte y Parte, tiene notas a pie de página, donde la autora aclara o ensancha el surrealismo con dosis que van en un aparte y que ayudan a completar la trama. Dice Porta que cada cuento tiene una particularidad, “en uno no se sabe si es hombre o mujer, pero el lector no se lo suele preguntar” y avanza. La escritura es para la vecina de Monte Alto una acompañante fija, como una sombra o una amiga que no se ve, pero que le sirve de confidente y de refugio. También de entretenimiento. 

En “Cuentos infantiles para adultos” plantea historias de apariencia sencilla. Sin embargo, explica María, si uno rasca salen a rodar los grandes temas que mueven al ser humano. El amor, el odio, la amistad, la compasión, la generosidad o la mezquindad se dan la mano para ahondar en aquello que la define, una frase que va con ella a todas partes: “Nada humano me es ajeno”. 

Por eso, le encanta la gente y sus circunstancias. El sujeto y sus complementos todos, vestido con un nombre ficticio.

Comentarios