domingo 29.03.2020

Luces, cámara y acción: un día en el rodaje de la primera serie gallega de Netflix

“El desorden que dejas”, basada en la obra homónima del ourensano Carlos Montero, se rueda en Galicia, con gran parte de sus escenarios 
en A Coruña, como el de la plaza Pontevedra, que abrió ayer sus puertas
Inma Cuesta en un momento del rodaje de “El desorden que dejas” | Netflix
Inma Cuesta en un momento del rodaje de “El desorden que dejas” | Netflix

“El desorden que dejas” es el nombre de la primera producción de Netflix rodada íntegramente en nuestra comunidad y centra su rodaje en A Coruña y varias localizaciones de su área metropolitana.

La serie está basada en la novela homónima del ourensano Carlos Montero, que además de guionista y productor, es uno de los tres directores de esta nueva serie, junto a Silvia Quer y Roger Gual.

Netflix abrió ayer sus puertas al que estos días es su set de rodaje, en la plaza Pontevedra, para conocer los entresijos de la serie, que se estrenará en otoño, y a sus protagonistas, Inma Cuesta y Tamar Novas.

Cuesta interpreta a Raquel, “una de las protagonistas, una profesora que viene a hacer una sustitución a Novariz” y, desde el primer día tratará de averiguar que es lo que le ocurrió a la anterior maestra. Según la propia actriz, en la obra también se trata “el acoso escolar y la relación que tienen los alumnos con los profesores”.

Los protagonistas de esta producción son Inma Cuesta y Tamar Novas, ambos enamorados de la obra de 
Carlos Montero, que ya habían  leído con anterioridad

Al tratarse de una adaptación del libro de Montero, la serie se ambienta en Galicia, por lo que el rodaje se ha ido alternando entre Ourense y la ciudad herculina. Esto ha hecho que Cuesta, andaluza, haya tenido que trabajar con acento gallego, algo que no es extraño para la intérprete, ya que ya había trabajado con anterioridad con otros acentos, como el argentino.

Por su parte, Novas trabaja con el papel de Germán, un personaje “que intenta abrirse camino como escritor y es la pareja del personaje de Inma Cuesta”, señalaba, pero añadía que lo interesante, tanto de la novela, como de la adaptación en la que trabajan, es el punto de suspense que tiene el ir conociendo a los personajes. Se trata, según el actor, de un “thriller muy bien armado, todos los personajes tienen muchos secretos”.

Difusión y alcance

Tal y como explicó la productora, Emma Lustres, se trata de una serie “contemporánea, muy actual, que refleja muy bien Galicia, un thriller muy entretenido”. Que sea una obra bajo el paraguas de Netflix permitirá que “más de 190 países, una audiencia mundial, vea la torre de Hércules o La Marina”, añadía Lustres.

La serie contará con ocho capítulos, de unos 45 minutos de duración. A pesar de que, obviamente, la versión original sea en castellano, se doblará a diez idiomas y se subtitulará a 30, lo que permitirá alcanzar a todo el público que puede acceder a la plataforma.

Comunión con el libro

Tanto Cuesta como Novas tuvieron contacto con la obra de Montero antes de que comenzara el rodaje. “Yo era una amante de la novela, me encontré con ella hace unos tres años y en cuento lo leí me atrapó la historia, y el personaje de Raquel”, comentaba la actriz, antes de añadir que se trata de “algo mágico” el poder interpretar ahora ese papel.

"Leí la novela antes de hacer pruebas y me enganchó muchísimo y, en cuanto la leí, el personaje que me llamó la atención fue el que tengo la suerte de interpretar", señalaba Novas sobre su contacto con el libro, en cuanto vio la posibilidad de participar en la serie.

Comentarios