domingo 25.08.2019

Reportaje | El homenaje que será más homenaje todavía tras la muerte de Pedrón

Una semana después de su muerte, el teatro Colón proyectará el 26, a las 20.00 horas, el documental “Pedrón do Freixo. Unha historia da terra das Pontes”, de Ángel Cordero.

La cinta se pasará de forma gratuita
La cinta se pasará de forma gratuita

A poco más de una semana del estreno del documental el día 26 en el teatro Colón, al equipo de producción les sorprendía el miércoles la noticia del fallecimiento de Pedrón do Freixo, su protagonista, porque aunque había tenido una crisis, los últimos días estaba mejor. Ni el director, Ángel Cordero, ni el codirector de fotografía y coproductor, Alfredo Varela, se imaginaban de vuelta de su velatorio que el pase de la cinta sería ya un homenaje póstumo al que siempre les recibía con la sonrisa puesta: “Jamás lo vi enfadado y eso te enseña que la vida es alegría, que estamos aquí de prestado y no lo vamos a pasar mal”. 

Porque Pedrón es un representante de la Galicia rural que se pierde si nadie lo graba, un equipo de amantes del audiovisual se fueron hace tres años a la parroquia de O Freixo, en As Pontes, y colocaron una cámara delante de Pedrón. Nunca miraba al objetivo. 
Cuentan los dos que para él era un cacharro y como tal no le hacía caso. Pedrón se dirigía a los miembros del equipo y sin saberlo se convirtió en el mejor actor para muchos de los que estaban detrás: “No fue querido en su infancia. Llevó una vida dura de trabajo, de familia, pero supo buscar la manera de endulzar ese camino que le tocó vivir. Convirtió lo negativo en positivo y trabajando era una delicia”, explicó Cordero. 


Lejos de cohibirse y sobreactuar, Pedrón transmitía lo que los grandes actores, hizo el papel de si mismo y “el único papel que ha interpretado” para despedirse en cada sesión agarrando a uno de ellos y diciéndoles “a ver cando volvedes”. Lo que se va a poder ver el 26, a las 20.00 horas, gratis, es la demostración en imágenes de todo lo que aprendieron a su lado: “Pedrón es un personaje impresionante, es un canto a la superación porque en Galicia hay muchos Pedrones, pero él es el representante, un pozo de sabiduría, de dominar su entorno y que este trabaje para ti sin alterarlo”. 

Así es que como la cinta sacará su lado mágico, de la manera de buscarse el pan vendiendo cortezas de árbol a la farmacéutica o curando males. Cuentan Cordero y Varela que a uno de ellos, el coproductor Cándido Díaz le sanó. Tenía un herpes zoster: “Te bendice el mal. Es un ritual, donde circunda a la persona con escupitajos porque se supone que lleva la esencia de la oración”. 

El documental fusiona palabra y acción cuando se va a demostrar lo que era capaz de hacer, desde miel a lanzar la caña en el río. Pedrón explica y al final, la obra se despide con su frase “bueno perdonar e namais”. A los pies del monte Caxado, el personaje marca el ritmo. Son  65 minutos que se hacen cortos. Cuando lo terminaron, se lo llevaron para que Pedrón lo viera. Dicen los autores que su reacción daba para otro documental.

Comentarios