El reflejo de la posdepresión y de una larga amistad a través de quince imágenes

Algunas de las imágenes que conforman la muestra | Javier alborés

Hace aproximadamente 40 años que el fotógrafo coruñés José Caruncho visitó la feria “Photokina” en Colonia (Alemania), un espacio en el que descubrió “una serie de fotógrafos que me impactaron”, lo que le llevó a traerse de allí varios libros, uno de ellos del escritor y fotógrafo Wright Morris, quien protagoniza la nueva exposición del Atelier de Fotografía.


Esa visita a Colonia y la investigación de su tipo de fotografía le llevó un par de años después a realizar una colección llamada “Homenajes”, hacia sus fotógrafos predilectos. Mandó una serie de diapositivas de los originales a los homenajeados, todos le contestaron, “pero, en concreto, Wright Morris me contestó diciendo que mi fotografía le encantaba, por lo que se me ocurrió mandarle una copia”.


Años después, a través de un amigo, conoció a su albacea, Stephen Arkin, quien le regaló un original de la fotografía de Morris que Caruncho homenajeó, firmada. De ahí nació una amistad y Arkin le iba regalando más imágenes tomadas por Morris al fotógrafo coruñés e invitándolo a EEUU en varias ocasiones. “Cada vez que me veía me daba una foto, o un libro de Wright Morris, firmados”, explica.


Fueron un total de doce imágenes, que ahora expone en el Atelier hasta el día 25 y a las que suma un retrato de Morris realizado por Jim Allinder, el homenaje que Caruncho le hizo a Morris antaño y una foto que le tomó a Arkin en el dolmen Pedra da Arca, en Vimianzo.


Y es que la muestra no solo es un homenaje a Morris, fotógrafo de la posdepresión, conocido por su concepción humanista, sin necesidad de captar al humano, sino que también los es para el propio Stephen Arkin.

El reflejo de la posdepresión y de una larga amistad a través de quince imágenes

Te puede interesar