lunes 16.12.2019

El racismo, la mujer y la vida colonial componen la obra pictórica de la nueva exposición de ARGA

La artista gallega afincada en 
A Coruña Cristina Castro plasma con su obra sus vivencias como cooperante
La exposición “Sobre as nosas cabezas” permanecerá abierta hasta el día 20 de agosto | Patricia g. fraga
La exposición “Sobre as nosas cabezas” permanecerá abierta hasta el día 20 de agosto | Patricia g. fraga

Una exposición surgida en la República Dominicana y que pretende visibilizar realidades y generar sensibilización sobre temas sociales, centrándose en aspectos como el racismo y la mujer se puede ver en la sede de ARGA hasta el próximo día 20.

Su autora, Cristina Castro, se encontraba en el país americano como cooperante internacional, y fue allí donde empezó a observar y tratar las desigualdades generadas en torno a una raza y “visibilizando la vida colonial”.

Tal y como explica Castro, esto lo vivió incluso con compañeros de trabajo durante su estancia, “no podían ir con su pelo rizado y les obligaban a alisárselo, la gente se echaba polvos blancos en la cara, como si su piel negra fuera algo negativo”.

En la ciudad en la que ella estaba, Santiago de los Caballeros, en los espacios culturales “solo había gente blanca”, algo que sorprendió a Castro, ya que República Dominicana “un 72% de la población es negra”.

A través de las mujeres cargando sobre su cabeza, estableció un nexo de unión entre África y Galicia, ya que a Castro le recordaba mucho a lo que ella había visto en nuestra comunidad. Esa carga no es solo una suerte de recuerdo de la pobreza de los lugares reflejados, sino también la carga simbólica de los imaginarios colectivos construidos en cada sociedad.

Castro aporta todavía más simbolismo con la construcción de alguna de sus obras. Crea estas piezas en dos partes con diferentes tamaños, siendo la cara retratada la pequeña, y la carga la grande, “para que dé esa sensación de peso para que cobre mayor importancia esa carga”, explica Castro.

Figuras circulares

La artista gallega, afincada en A Coruña, deja a un lado el tradicional formato cuadrado de los cuadros, adoptando el redondo, “para denunciar la invisibilización de la mujer en la pintura, ya que lo masculino se relaciona con lo cuadrado, entonces utilizo el circular para romper con eso”, explica Castro sobre su estilo.

La muestra se completa con una serie de fotografías tomadas en Galicia, Brasil, República Dominicana, Cabo Verde y Guinea Bissau, durante los diferentes viajes de Cristina Castro.

Comentarios