Miércoles 26.06.2019

Una de Novedades Carminha marchando

La ciudad es popera. Lo confirma el estudio con el que Spotify dibuja 
un perfil que baila con Novedades, se va a la playa mojada de Turnedo, no sin antes entonar “a una isla del Caribe, he tenido que emigrar”

El grupo está en dos ocasiones en el top ten de los coruñeses
El grupo está en dos ocasiones en el top ten de los coruñeses

Si uno tuviera que dibujar un perfil del melómano coruñés este tendría una predeterminación por escuchar pop, grupos indies sí, pero salteados con temas autóctonos de estilo dispar. Spotify acaba de publicar su mapa virtual de canciones, distribuidas por capitales que ponen a la ciudad a bailar con Novedades Carminha aquella de “A Santiago voy” que cantaron Los Tamara. Los de Compostela están dos veces entre los diez, la segunda es con Dellafuente y la grabaron en estudios Mans durante una semana invernando juntos en las instalaciones de Pocomaco. 

El tema top es, sin duda, el contrapunto a una lista que sigue con toque del país. Los segundos son Siniestro Total con “Miña Terra Galega” y de tercero se cuela otro del sur, Iván Ferreiro con su eterno “Turnedo”, que nunca cansa. Tampoco “Tierra” de Xoel, que está de sexto. Si hay algo que llama la atención es la escalada a los puestos primeros de estrellas salidas de “Operación Triunfo” porque si Sabela se aúpa en una cuarta posición con “Negro caravel”, Miriam Rodríguez está de séptima con “Conmigo, Suficiente” para completar el festín con Izal, Dorian, Love of Lesbian o los más novedosos Morgan y Carolina Durante. 

El artista urbano Hard GZ le pone hip hop al asunto con “Espantapájaros” en un ránking tan gallego como las rías que sitúan en undécimo lugar a Depedro y Luz Casal confesando que “Te sigo soñando”. 

Echándole un ojo al setlist de los vecinos santiagueses, uno puede comprobar que en el Franco cambian de DJ para aliarse con el reggaeton en “Coquito la pieza”. La canta Cruz Cafuné y en ella, asegura que su cadera le marea y arde como brea. A 70 kilómetros, también pinchan “Turnedo” y Ana Guerra, que está de tercera en el podium con “El Remedio”. 

Lugo también se decanta por “Coquito la pieza”. Las dos ciudades la coronan como favorita, para irse con Sabela y el “Tris tras” que eligió para la final de un programa, que caló donde la muralla, porque Alfred, Amaia, Cepeda y otra vez más, Ana Guerra están entre los más destacados. 

También Ourense se declara fan de lo que sale del reality show. Aquí clicaron con el ratón más veces sobre “Hay algo en mí”, de Miriam. Le sigue Ana Guerra con “El remedio” y la misma cantante, pero acompañada de Aitana se llevan el cuarto puesto por “Lo malo”. Antes, bailan una en la que C. Tangana se pilla una depresión en la “limo”, pero suena su canción y empieza la “party”. 

De las diez canciones más escuchadas en la urbe ourensana, seis son de artistas de OT. En Lugo, cinco y ambas son las que más apuestan por lo comercial en este córner del estado, donde Vigo aventaja al resto en cuanto a hits de la tierra. 

Y es que solo una de su top ten no tiene denominación de origen. Se trata de El Combo Dominicano con “Esta noche” porque el resto se alimentan de letras combativas como la de Sés en “Tempestades de sal”. Es curioso que una de Elviña sea la reina más allá de Rande y, en cambio, aquí sean los Siniestro Total y Novedades Carminha los que triunfan entre los que se ponen los cascos a diario para adornar de banda sonora a su rutina. 

Vigo vibra con Heredeiros da Crus y Dakidarría, rock patrio que dibuja un usuario que escapa de lo de siempre. Bota con el “Licor café” de Lamatumbá y se vuelve nostálgico con Aerolíneas Federales para rapear con Ezetaerre y acabar con la electrocumbia de Esteban y Manuel. “Fariña” de Iván Ferreiro es otra de las escogidas por el público más alternativo de Galicia. 

Muy cerca, en Pontevedra también admiran a Sabela tras su paso por la tele. Sacan a pasear el “Tris tras” de Marful y vuelven a esa playa mojada de Ferreiro en Turnedo, que antes o después está en todas las listas de gallegos. 

Lo latino está. Sin embargo, aquí hay una querencia con sello propio.

Comentarios