jueves 19.09.2019

La necesidad de un cambio social se plasma en las paredes de la Casares Quiroga

El proyecto “Taigeto, sueños y normalidad” será presentado hoy, a las 13.00 horas, de la mano de sus artistas

La exposición tiene obras de ocho fotógrafos | javier alborés
La exposición tiene obras de ocho fotógrafos | javier alborés

Un proyecto lleno de fotografía, diferentes visiones y un objetivo común: un cambio social. Estos son los componentes que reúne "Taigeto, sueños y normalidad", una apuesta colectiva de la Plataforma DiversidArte organizada por la asociación Poten100mos dedicada a la inclusión sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad física, psíquica y/o social.

La Casa Museo Casares Quiroga es el espacio escogido para esta muestra, la cual se une a sus otras dos patas: un libro editado en formato accesible –financiado por la Fundación Emalcsa– y su representación teatral para “marcar la normalidad”, comentan desde Poten100mos. La publicación contiene más imágenes que las que se pueden observar en la exposición, la cual es una aportación colectiva retratada por ocho fotógrafos y en la que han participado nueve entidades sociales.

Tras el éxito conseguido, la muestra viajará hasta Londres este verano. En septiembre volverá a la ciudad herculina en grandes dimensiones, en una exposición con imágenes a un metro por un metro.

Activismo positivo
Las rarezas y diferencias hacen a todas las personas únicas y, desde la asociación inciden en la idea de que “dentro de todas esas cosas que nos hacen iguales, hay diferencias que nos enriquecen”.

Un activismo positivo del que no se puede olvidar, como apuntan, que a una situación de vulnerabilidad puede llegar a cualquier persona. “Hay que trabajar mucho la empatía universal, debido a que la diversidad es riqueza y eso nos complementa”, aseguran. Al mismo tiempo que inciden en la idea de que el apoyo es fundamental, “hay que pensar en lo que nos une, no en lo que nos separa”.

La unión del grupo y el trabajo en equipo fueron claves para que este proyecto saliese adelante. Comenzó a gestarse en febrero y en abril se hizo la entrega de fotografías para preparar el libro. Entre todos propusieron tanto los espacios como los atrezzos, escuchando y haciendo del respeto el arma y la normalidad.

Hubo implicación e ilusión, como comentan desde la organización, para crear el conjunto de cuarenta fotografías que se pueden ver y analizar hasta el 7 de julio.

Un viaje por las imágenes sobre las paredes blancas del espacio, puestas de cinco en cinco hasta completar esas cuatro decenas. Las fotografías, en la muestra, no están firmadas, debido a que “no hay protagonistas, los protagonistas somos todos”.

Los artistas estarán hoy, a las 13.00 horas, en la Casa Museo Casares Quiroga para explicar sus creaciones en sesión vermú.

Comentarios