Natalia: "He pasado de ser la niña que manejaban a la mujer que maneja todo su trabajo"

Natalia / foto promocional cedida

El próximo viernes, Natalia actuará en los jardines de Méndez Núñez, junto a Marta Sango o Killer Queen, entre otros, dentro del Atlantic Pride. La artista promete una actuación con la que “hacer bailar a todo el mundo” y hacer partícipe al público del show.

 

El concierto se enmarca en una cita especial como el Atlantic Pride, que parece consolidarse. 

 

Me encanta que se apoye el Orgullo, a la diversidad. Que se hagan fiestas, que se celebre, que se celebre con música, porque al final la música es vida. Y no solamente en A Coruña, sino que me encanta que ya se está haciendo por muchas ciudades. Me encanta el Atlantic Pride que se está haciendo en A Coruña, porque es una fiesta, es la fiesta del Orgullo, es la fiesta de la música, es la fiesta de la libertad. Ojalá toda España lo hiciera como se hace ahí

 

Celebra 20 años de carrera, ¿Cómo valora este tiempo? 

 

Jo... Pues imagínate... 20 años de aprendizaje, de montañas rusas, pero sobre todo de aprender y madurar. Evidentemente, no soy la misma persona. He tenido que coger muchísimas veces las riendas... Bueno, muchísimas veces, no, a día de hoy las riendas de mi carrera las llevo yo. He pasado de ser una marioneta a ser la persona que lleva todo mi trabajo. He pasado de ser la niña que manejaban a la mujer que maneja todo. También tenía claro lo que quería. Desde que salí de OT tenía claro lo que quería, a que público quería enfocarme, que era lo que quería mostrarle al mundo y creo que eso me ayudó muchísimo. Una de las cosas que no he perdido son la ilusión y los nervios. Cada vez que voy a sacar un tema nuevo sigo teniendo los mismos nervios y miedos, eso no se me quita (ríe). 

 

¿Esos nervios se trasladan también al subir al escenario, como una suerte de temor escénico? 

 

Temor escénico nunca, jamás, ni cuando era pequeñita y me subía delante del colegio a cantar (ríe). Es más el miedo a que todo salga bien. Estás encima del escenario y quieres dar lo mejor de ti y hay muchas cosas que tú puedes controlar, pero a lo que le tengo miedo es a lo que no puedes controlar. Que no suene bien la música, que el público ese día no esté tan animado... ese es el único miedo, querer darlo todo y que salga todo bien. Miedo escénico, no. 

 

La celebración de los 20 coincide con la vuelta tras dos años de parón, será emoción por partida doble. 

 

La verdad es que está siendo superemocionante, porque después de dos años sin subirme a los escenarios para cantar, volver ahora lo he cogido con muchísimas ganas. El calor del público, que canten contigo, que te sigan... buff lo echaba muchísimo de menos. Pero mira, ya ha vuelto todo, estamos ya con la normalidad y creo que lo estamos cogiendo con muchísimas ganas.

 

¿Esperaba un recorrido tan largo cuando entró en OT? 

 

Jamás lo pensaba. Es más, cuando empecé esta carrera pensé “a ver cuanto tiempo duro”. Porque sales de un programa, piensas que la gente no te va a valorar... entonces, decía “lo que sea, lo voy a disfrutar”. Y mira, al final llevo 20 años disfrutando, viviendo de la música. Pero esto no es un camino de rosas. No me quedo esperando a que me llamen para hacer un concierto u otro trabajo, yo provoco que me llamen. Esa es una de las razones por la que creo que sigo trabajando de lo que me gusta, porque nunca he parado, siempre estoy haciendo cosas.

 

¿Se marca nuevas metas? 

 

Después de 20 años, mis metas son seguir trabajando en esto, seguir haciendo música y televisión. Cuando llevas tanto tiempo, lo que quieres es mantenerte, seguir ahí y seguir dándole a tu público lo que ellos quieren. Echando la vista atrás, la industria ha cambiado mucho. Bufff, imagínate (ríe). Solo te voy a dar un dato, mi primer disco lo tengo en cassette (ríe). Hemos pasado de comprar discos enteros a consumir una canción en digital. Así también se ha muerto un poco la piratería, por ahí, porque antes sacabas un disco y dolía que la gente lo pirateaba con su portada y todo. Y lo más fuerte de todo es cuando venían a las firmas, con el disco pirateado... (ríe). 

 

Natalia: "He pasado de ser la niña que manejaban a la mujer que maneja todo su trabajo"

Te puede interesar