domingo 05.04.2020

Mark Guscin | “La Corunna fue candidata a capital, imagínate, A Coruña capital de Canadá”

Retoma un proyecto que comenzó durante el 800 aniversario de la refundación de la ciudad, para volcar ahora en un libro los diferentes lugares del mundo a los que da nombre el municipio
Mark Guscin, con su libro “Las Coruñas del Mundo” | Patricia g. fraga
Mark Guscin, con su libro “Las Coruñas del Mundo” | Patricia g. fraga

La Batalla de Elviña es una de las grandes fuentes del imaginario coruñés, pero, sobre todo en el de los británicos. La hazaña de lo que se conoce como la Batalla de A Coruña hizo que muchos de sus participantes, o británicos influidos por ella, llevaran el nombre de nuestra ciudad por los cinco continentes, otorgando la designación de Coruña, o similares, a distintos lugares.

Estos sitios los recoge ahora en un libro el historiador y catedrático británico Mark Guscin, “Las Coruñas del Mundo, el rastro de nuestra ciudad en los cinco continentes”. Este proyecto nació hace unos años, “cuando trabajaba en el ayuntamiento”. Coincidían el aniversario “de la refundación, la repoblación de A Coruña, con el 150 aniversario de la ciudad Corunna, en Michigan, Estados Unidos”.

Sobre esta ciudad, señala Guscin que “es llamativo porque, a pesar de ser una ciudad de interior, tiene la Torre de Hércules en su escudo”.  Se puso en contacto con ellos y le contaron que había más lugares con el mismo nombre. Así se hizo el primer estudio, “que quedó ahí”, y ahora ha retomado, “es como una página de la historia de la ciudad, que faltaba”, dice.

Comenta que es complicado dar el número exacto de lugares con este nombre, pero si que apunta que hay dos pueblos en Estados Unidos, otro en Canadá y otro en Australia. “Pero va más allá de eso, en Australia, por ejemplo, hay un lago, un bosque...”.

Los nombres de estos lugares nace, principalmente, de la “campaña de La Coruña”. Tal y como señala Guscin, “en la Guerra de Independencia hubo batallas mucho más importantes”, pero es la de Elviña la que quedó en la memoria de los ingleses, a pesar de que “no fue tan decisiva, fue una introducción de lo que vendría después”. Pero los “actos de heroísmo” que se vivieron ante las condiciones adversas de esta contienda sirvieron para que los ingleses guarden recuerdo de la batalla. Así, los gobernadores del imperio británico, al fundar nuevas ciudades, pusieron el nombre de Coruña a alguna de ellas, “en recuerdo a lo que había pasado aquí”.

Pero de todos los lugares que el historiador fue encontrando, alguno le llamó más la atención, como el caso de la Corunna de Canadá, “que fue candidata a ser capital del país y eso llama la atención, imagínate, A Coruña capital de Canadá”. Señala también que le llamó la atención una campaña, “Save Corunna Forest”, que tuvo lugar en el estado de New South Wales (Australia), para salvar este bosque, “me parece maravilloso ver el nombre de Coruña ahí”, dice Guscin.

Mitos y salvedad
Comenta también Guscin que, habitualmente, cuando se ponían nombres a las nuevas ciudades de una colonia, se solía apostar por nombres del propio país, como son los ejemplos de Nueva York (EEUU) o Córdoba (Argentina), pero rara vez se daba un caso como este, en el que un pueblo, como el inglés, ponía el nombre de una ciudad de otro país, como era A Coruña.

Señala también que, en el caso de sir John Moore, es difícil encontrarle defectos. En torno a otros personajes, se tiende a mitificarlos, dejando de lado sus defectos, pero señala que del general pocos aspectos malos había.

Comentarios