jueves 02.04.2020

Ladilla Rusa | “La gente manda y nos da valor porque la música humorística también es música ”

Grupo musical Triunfaron a través de la red con éxitos como “Macaulay Culkin” y “Kitt y los coches del pasado”, pero ahora también lo hacen sobre los escenarios como el del Playa, que les aguarda con el cartel de “sold out”
Ladilla Rusa actúan a las 22.30 horas ante un Playa Club agotado | Torres ibarzo estudio
Ladilla Rusa actúan a las 22.30 horas ante un Playa Club agotado | Torres ibarzo estudio

La música humorística tiene cabida más allá de internet, y buena cuenta de ello lo da el hecho de que Ladilla Rusa, el dúo conformado por los periodistas culturales Víctor Fernández y Tania Lozano, saboreen el éxito sobre los escenarios con temas como “Macaulay Culkin” o “Kitt y los coches del pasado”.

Tal y como explica Fernández, hoy ofrecerán su “espectáculo de varieté, toda “una fiesta”, con un punto en común, mucha música y mucho humor.  

¿Cómo nace Ladilla Rusa?

Nació de la amistad de dos amigos, de Tania y mía, que nos conocimos en el instituto. Desde que empezamos a entablar amistad, nos dimos cuenta de que teníamos una forma común de ver las cosas, de estar en la vida, en la que el humor era muy importante. Y siempre estábamos creando historias y canciones de cualquier tontería. Un día, un poco en broma, dijimos de hacer una canción y, nos fue tan bien, que nos animamos a hacer más.

¿Pero se marcaron algún objetivo?

No, la verdad es que todo empezó sin ningún tipo de pretensión, que el personal lo pasara bien, pero no había ninguna meta. De hecho, las dos primeras canciones las sacamos sin ninguna intención de grabar un disco, y lo acabamos grabando porque la gente nos pedía que hiciéramos conciertos, y no teníamos con que llenar una hora de show, fue así como nos animamos. Fue más la respuesta de la gente la que nos animó. Ahora estamos escribiendo más cosas porque nos ha picado el gusanillo.

¿Siguen compaginando ambos mundos, música y periodismo?

Si, lo compaginamos. A un ritmo un poco más bajo, porque el grupo nos ocupa mucho tiempo. Pero nunca lo hemos dejado de lado porque, de algún modo, el periodismo nunca ha dejado de ser nuestra vocación más clara. Siempre estará ahí, pero sí que es verdad que Ladilla Rusa ocupa gran parte de nuestro tiempo.

¿Hay espacio para la música humorística fuera de internet?

Sí, por ejemplo, acabamos compartiendo cartel con otros grupos de la escena indie, grupos más comerciales... Sí que vemos que los promotores y programadores están viendo la música humorística de una manera como más desacomplejada, que no tiene que encasillarse en determinadas fiestas o eventos, sino que tiene cabida y puede convivir con otras músicas. Entonces, se está demostrando que la gente es la que manda y la gente nos ha dado valor, porque la música humorística no deja de ser música. Hay un trabajo detrás, hacemos las canciones igual que los otros grupos.

Pero también hay espacio para la crítica.

No era algo muy buscado, pero era inevitable, porque cuando miras la vida desde un punto de vista crítico, al final se traduce en las canciones. Sí que hay algunas que son más explícitas, como “Princesas” o “Estado de Malestar”, pero también en otras canciones hay alguna especie de zasca o crítica más invisible. 

Comentarios