Miércoles 26.06.2019

José de Cora | “Son historias que no están recogidas en ningún volumen”

ESCRITOR Se aupó ayer con el premio Fernando Arenas que, en su décimo novena edición, se va a los crímenes que De Cora fue coleccionando. Hoy, la librería celebra su día con firmas desde la una.

El fallo del premio tuvo lugar ayer en la librería Arenas | sara martínez
El fallo del premio tuvo lugar ayer en la librería Arenas | sara martínez

Cuando los puso en fila india, tituló al resultado “Ilustres asesinos y distinguidos cadáveres”. El jurado del premio Fernando Arenas entendió que algo así tenía que estar en la vitrina del salón. Por su interés histórico y lo desconocidos que son muchos de los crímenes.
 
¿Cuántos cadáveres recopila?
En algún crimen hay hasta cinco, pero en otros no llega a morir nadie. En total, son sobre 25 muertos. Yo llevo investigando crímenes de Galicia desde hace unos cuantos años. A lo largo de este tiempo, me encontré con estos casos a los que les une la condición aristocrática, ya bien ellos o sus familiares, y pensé que estas historias eran absolutamente desconocidas porque no están recogidas en ningún volumen. 

¿Dónde ocurren las historias?
Suceden en toda Galicia o con protagonistas gallegos en Madrid. Los casos están vinculados con gente conocida como Pardo Bazán, Rosalía, Ánxel Fole o Castelao. 

¿Qué truculencias se aparejan con Pardo Bazán?
Es la historia de su abuela, que se casa por segunda vez, primero con un Bazán y cuando este muere, contrae matrimonio con otro señor que por disputas de herencia, acaba matándola. Así que el abuelastro de Emilio acaba con la vida de su abuela en Betanzos. La acuchilla.

¿Y la página negra de Castelao?
Cuando Castelao está refugiado en Nueva York en el 38, se dice que la CIA le pone una traductora que es de Oleiros, y le hace un informe absolutamente blanco, donde sale que no es un personaje peligroso aunque llegara desde Rusia. En España estamos con la guerra civil. Esta familia, la de la traductora, tiene una casa en Oleiros y se vienen aquí porque ella se casa con Jalisco, un mejicano, pero se viene a Galicia con sus padres y hermana, huyendo de esa relación. Jalisco decide venirse y aunque parece que se arreglan, finalmente se separan y en una tarde de furia empieza a matar a su mujer para seguir con la hermana y la madre. Al padre no porque sale por piernas. Las mata en el mismo cuarto, primero a una y después a otra. No acaba aquí la cosa, porque va a la cárcel, pero al cabo de poco tiempo, doce o trece años, sale y se casa con otra mujer con la que tiene una hija y a las que mata al poco tiempo. 

Recientemente vimos en el teatro a Carlos Blanco y Touriñán hablando de crímenes con denominación de origen gallega. ¿Está con ellos?
Aquí se mata como en cualquier otro sitio. Tengo recopilados cerca de 5.000 homicidios. Lo que sí hay unas notas características en lo que es el crimen rural, cuando se disputa se mata por cualquier cosa, por los lindes de una finca, un riego que va por un lado y no por otro, una vaca que pisa terreno ajena... El crimen urbano ya tiene otras motivaciones más comunes a otros lugares.

¿Qué estilo empleó para contarlo?
Son reportajes periodísticos, fruto de la recopilación de informaciones que se da como una publicación única. Muchos recogen hechos del siglo XIX y XX como atentados recios donde interviene un gallego como el de Alfonso XII y Alfonso XIII. En algunos no llega a haber un cadáver exquisito.

¿Su crimen favorito?
El que atañe a una sobrina nieta de Rosalía, que tiene una vida sentimental abundante en Madrid. Iba destinada a ser una estrella del belcanto, porque en su juventud en Pontevedra, canta en la basílica de Santa María. Va a Madrid y se le cruza el comisario, pero mantiene relaciones extramatrimoniales. Aquí es donde se cuece la tragedia, pero no quiero desvelar más. La historia es interesante no solo por la familiaridad, sino también porque es complejo e intervienen muchos personajes. Es desconocida en Galicia.

Comentarios