Una instalación para ahondar en la relación de Casares y Camus

Mejuto y Longueira, en la instalación con el epistolario | javier Alborés

La Fundación Luis Seoane estrenó ayer la instalación audiovisual inmersiva “Ma patrie, mon Finisterre”, que ahonda en la relación que existió entre María Casares y Albert Camus, plasmada en un millar de cartas que se vuelcan ahora en este proyecto.


Sus comisarios son Silvia Longueira y Tono Mejuto, que explican que recogen “fragmentos que abordan distintas líneas que establecieran una filia con Seoane, como el exilio, la construcción de la identidad o el trabajo”, aspecto sobre el que “hablaban y se opinaban” en las cartas.


La instalación se compone del relato epistolar (del que destacan el alto nivel de escritura de Casares) junto a imágenes de espacios simbólicos, como Camaret, el Finisterre francés, donde María escribía “muchas de estas cartas”. 

Una instalación para ahondar en la relación de Casares y Camus

Te puede interesar