domingo 20.10.2019

Colaboración única para reivindicar a una mujer libre con “Carmen” en el Palacio de la Ópera

compañía nacional de danza y orquesta sinfónica de galicia se unen por primera vez para representar la famosa “Carmen”, en la versión del coreógrafo Johan Inger, los días 22 y 23 de noviembre
Andrés Lacasa, Jesús Celemín, Joaquín de Luz y Carlota Ojea, ayer, en la presentación | patricia g. fraga
Andrés Lacasa, Jesús Celemín, Joaquín de Luz y Carlota Ojea, ayer, en la presentación | patricia g. fraga

“Se juntaron todos los astros en esta ciudad para poder llevar a cabo este tipo de proyectos, ya que es fundamental que se apoye la danza”. Con estas palabras celebró ayer el gerente de la Orquesta Sinfónica de Galicia, Andrés Lacasa, que la famosa “Carmen” llegue al Palacio de la Ópera el próximo mes en lo que será la primera colaboración entre la orquesta y la Compañía Nacional de Danza (CND), autora de la pieza.

El espectáculo es obra del coreógrafo sueco Johan Inger, quien ideó un nuevo personaje que no figura en la obra original de Mérimée (tampoco en la de Bizet, de la que se toma la música) para aproximarse al tema de la violencia a través de “una mirada pura y no contaminada”.

El propio Inger explica que ese niño “podríamos ser incluso nosotros, con nuestra primitiva bondad herida por una experiencia con la violencia que, aunque breve, hubiera influido negativamente en nuestras vidas y en nuestra capacidad para relacionarnos con los demás para siempre”, indica.

Joaquín de Luz, director artístico de la CND y bailarín profesional con más de 23 años de trayectoria en escenarios de todo el mundo –fue bailarín principal en el New York City Ballet– agradeció estar en A Coruña, la que definió como “una ciudad maravillosa a la que venimos a presentar un trabajo muy importante dentro de la ópera y el arte en general”, destacó, al mismo tiempo que aseguró que “Carmen’ siempre fue un trabajo importante en la reivindicación de la mujer libre, un tema muy en auge por la violencia de género y el papel de la mujer en la sociedad y en la artes”.

El director artístico también quiso agradecer ayer en la presentación de la obra en María Pita que el espectáculo cuente con “música en vivo, ya que al unirla con el ballet y la danza le da mucho más valor”. La Orquesta Sinfónica de Galicia estará, en esta ocasión, dirigida por Manuel Coves.

El concejal de Cultura, Jesús Celemín, animó a todos los coruñeses a “acercarse al Palacio de la Ópera para disfrutar de este espectáculo único, lleno de luz, color y buen hacer como no tuvimos en mucho tiempo en la ciudad”, indicó.

Novedad

El espectáculo es obra del coreógrafo sueco Johan Inger en 2015, quien ideó un nuevo personaje que no figura en la obra original de Mérimée (tampoco en la de Bizet, de la que se toma la música) para aproximarse al tema de la violencia a través de “una mirada pura y no contaminada”. La creación le valió el premio Benois de la Danse en el año 2016.

Así, cuando la Compañía Nacional de Danza le encargó la coreografía de “Carmen” siendo él sueco y esta una obra con un marcado carácter español, reconoció estar ante un enorme reto, pero también una gran oportunidad. Por ello, Inger decidió partir de una mirada pura y no contaminada, la de un niño, para hacer al espectador testigo de todo lo que pasa a través de sus ojos inocentes a la vez que contempla su propia transformación.

La obra incluye un nuevo personaje, el de un niño, con el que el espectador se aproximará al mundo de la violencia a través su mirada no contaminada

“Hay en este personaje un cierto misterio, podría ser un niño cualquiera, podría ser el Don José de niño, podría ser la joven Michaela, o el hijo nonato de Carmen y José. Incluso podríamos ser nosotros, con nuestra primitiva bondad herida por una experiencia con la violencia que, aunque breve, hubiera influido negativamente en nuestras vidas y en nuestra capacidad de relacionarnos con los demás para siempre”, comenta el coreógrafo.

Las pautas marcadas por el director de la pieza han sido la sobriedad, atemporalidad, contemporaneidad y un sutil acercamiento a la década de los 60, por lo que la escenografía que se podrá ver en el Palacio de la Ópera estará definida por la sencillez para dar protagonismo a la pasión y a la venganza.

El espectáculo tendrá lugar los días 22 (a las 20.30 horas) y 23 (20.00 horas) de noviembre y las entradas para el espectáculo están ya a la venta en Ataquilla.com a partir de 25 euros.

Comentarios