sábado 04.04.2020

Carlos Marcos | “No veo una hoja de ruta que vuelva a poner a Coruña en la vanguardia del progreso”

Escritor y político

Por petición del expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, reúne una selección de sus artículos de opinión en un nuevo libro, que lleva por título “Reflexiones”

Juan Carlos Rodríguez Ibarra y Carlos Marcos con un ejemplar de “Reflexiones”
Juan Carlos Rodríguez Ibarra y Carlos Marcos con un ejemplar de “Reflexiones”

Tras una propuesta del expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el escritor Carlos Marcos se decidió a recopilar sus múltiples artículos de opinión, cuya cuenta supera los mil, en un nuevo libro, al que titula “Reflexiones”.  

¿Cuánto tiempo tuvo que dedicar a la selección de estos artículos? 

Pues mucho tiempo, porque, la primera vez me quedé con doscientos y pico artículos, pero, al final, pues solo cabían en torno a 80. Después, con amigos y familia, releímos entre todos y acepté sugerencias de la gente, que le daban más valor a un artículo que otro.
 
Escribe, en general, sobre cualquier tema de actualidad, pero ¿hay alguno en concreto sobre el que le guste más escribir? 

Yo tengo dos pasiones, una es La Coruña, cualquier tema que afecte al pasado, presente o futuro de mi ciudad, merece una reflexión u opinión. Pero sí que es cierto que, tal y como están las cosas, en la política general, hay reflexiones que afectan a la política española o a la europea que merecen reflexiones. Estamos entrando en una etapa de papanatismo ciudadano, en la que aceptamos todo como si fuera bueno, como si fuera indiscutible, pero no es así, las cosas merecen muchas vueltas, muchas opiniones y yo soy de esos que nos rebelamos a dejar todo nuestro presente, y el futuro de nuestros hijos, en manos de unos iluminados que sacan, de su chistera, soluciones mágicas para todos los problemas que no son reales.

Con más de mil columnas a sus espaldas, ¿cómo se afronta eso que llaman “síndrome del folio en blanco”?

Pues sí, es absolutamente cierto ese síndrome. Antes era la máquina de escribir y el papel en blanco, todavía tengo guardados esos artículos que escribía con esa máquina. Ahora enciendes el ordenador y te quedas pensando, pero la información fluye a tal velocidad, pasan tantas cosas al mismo tiempo, que es relativamente fácil ver temas, quizá lo difícil sea escoger entre ellos.

Decía que una de sus pasiones era A Coruña, ¿cómo vive el cambio de Gobierno? 

Con mucha preocupación. Adivino buena voluntad en la persona de esta alcaldesa, que tengo que decir que es la primera vez, en 50 años, que no conozco personalmente a un alcalde, o alcaldesa, de nuestra ciudad.

¿A qué se debe la preocupación? 

Hay buena voluntad, lo que no veo es una hoja de ruta. Porque lo único que cambió es que antes había un alcalde de la Marea apoyado por el PSOE, y ahora hay una alcaldesa del PSOE apoyada por la Marea, pero no deja de ser lo mismo. Le Corbusier decía que una ciudad viva tenía que estar prácticamente en ebullición, haciendo obras, construyendo, mirando al futuro. No veo una hoja de ruta, sí que veo muchas acciones de perfil bajo, algunas meritorias, como la del botellón, que aplaudo. Pero sigo sin ver una hoja de ruta clara, que vuelva a poner a Coruña en la vanguardia del progreso, del emprendimiento, de la cultura, que es lo que La Coruña fue históricamente.

Comentarios