domingo 20.10.2019

El calor y los ritmos musicales comienzan a tomar las calles y recintos de la ciudad

Marineda Fest, con las actuaciones de Nestor Pardo, Xoel López e Iván Ferreiro, y Espacio Mahou, con Viva Suecia, fueron dos de los reclamos de 
la jornada de ayer y un anticipo de lo que llegará en las próximas semanas

Xoel López hizo cantar y bailar al público de Marineda Fest | javier alborés
Xoel López hizo cantar y bailar al público de Marineda Fest | javier alborés

Aunque tarde y muy poco a poco, las altas temperaturas comienzan a hacerse notar en la ciudad y, con ellas, empieza a multiplicarse la oferta musical coruñesa.

La jornada de ayer fue el mejor ejemplo con los conciertos de Marineda Fest y Espacio Mahou.  

La plaza exterior del centro comercial comenzó a llenarse poco a poco hacia las últimas horas de la tarde y ya contaba con buena afluencia de público cuando Néstor Pardo comenzó su actuación, con puntualidad británica, a las 20.00 horas.

El ambiente ya estaba en su punto para recibir al coruñés Xoel López, que regresaba a la ciudad con muchas ganas de volver a actuar y que decidió dedicarle el concierto al recientemente fallecido Javier Manso, regente de la mítica Discos Portobello, punto de referencia de los melómanos coruñeses.

López se presentó en la ciudad con toda la banda y se quisieron centrar en las canciones de su último, “Sueños y Pan”, aunque tuvo tiempo para rememorar viejos tiempos con algún que otro tema de su antiguo proyecto, Deluxe.

Los ritmos latinos que acompañan a López se trasladaron a un público entregado al cantante coruñés durante las casi dos horas de concierto, en las que también hubo espacio para alguno de sus grandes éxitos como “Tierra”.

El testigo del coruñés lo recogió un Iván Ferreiro que tuvo que mantener el gran ambiente generado por López.

El artista vigués tuvo tiempo para todo. Desde repasar alguna de las canciones de sus último discos, como “Casa” y el homenaje a la banda Golpes Bajos, hasta repasar sus grandes éxitos y rememorar incluso épocas pasadas.

Aunque los conciertos dejaron con ganas de más a un público ávido de música, el Marineda Fest continuará hoy y mañana, con los puestos de comida que seguirán en la plaza, y con actuaciones musicales y didácticas para los más pequeños por la tarde.

Intimidad

Con un aforo mucho más reducido, tanto que solo un par de decenas de afortunados pudieron acudir, y en un ambiente menos efervescente de lo que fue la plaza exterior de Marineda City, Espacio Mahou acogió la doble sesión de actuaciones de Viva Suecia.

Con una entrega diferente e íntima, los pocos elegidos que pudieron acudir a la cita se rindieron al acústico de los murcianos, que se presentaron con una versión menos potente de lo habitual, pero de igual o mayor calidad.

La intimidad de LaBase sirvió para establecer una comunión especial en la que público y grupo fueron un mismo ente por momentos.

Los murcianos adaptaron su potente directo festivalero a la situación de LaBase y si la primera sesión terminó a la hora a la que debería empezar la segunda, cuando salieron al escenario de nuevo anunciaron que se olvidaban del reloj y aceptaban peticiones para seguir la fiesta hasta que los echasen del local.

Las citas musicales tomarán la ciudad las próximas semanas a modo de aperitivo de lo que vendrá en agosto con las Noches de María Pita y el festival Noroeste Estrella Galicia.

Comentarios