domingo 17.11.2019

El archivo municipal se nutre de un trozo más de nuestra historia y de la de Eusebio da Guarda

Los descendientes del reconocido benefactor de A Coruña guardaron durante años cientos de cartas, planos y fotografías que ahora pasarán 
a manos del Ayuntamiento, donde se catalogarán y se decidirá su futuro
Momento de la entrega en el Ayuntamiento, con la presencia del concejal de Cultura, Jesús Celemín | pedro puig
Momento de la entrega en el Ayuntamiento, con la presencia del concejal de Cultura, Jesús Celemín | pedro puig

Los herederos de Eusebio da Guarda oficializaron ayer la donación de varios centenares de documentos familiares, y del propio da Guarda, al archivo municipal de A Coruña.

La cesión se oficializó con una rúbrica del concejal de Cultura, Jesús Celemín, y de uno de los hermanos Barret, descendientes del ilustre benefactor coruñés y quienes tenían posesión de los documentos.   

Todo esto comenzó con una labor de investigación del historiador José Manuel Fernández Caamaño. El propio Caamaño explica que en el fondo entregado al Ayuntamiento hay documentos de todo tipo, “cartas, fotografías, planos...”. En total fueron depositadas en el archivo, siete carpetas que, en su totalidad contenían, según los cálculos de Caamaño, que inventarió los mismos, “más de 500 documentos”. “El peso total de las carpetas puede oscilar entre los doce y los quince kilos, para que te hagas una idea del volumen”, explicaba el historiador.

Comenta Caamaño que todos estos archivos estaban guardados en Cataluña por la familia. “Los tenían allí guardados, sabían que pertenecían a Eusebio da Guarda, pero como nadie se había preocupado por esa documentación, pues la tenían allí guardada, pero no le daban mayor importancia”, comenta Caamaño, que fue el encargado de examinar y catalogar todo este fondo.

La cesión al archivo municipal de un testimonio como este “supone recuperar una parte de la historia de un personaje tan importante para la ciudad, por lo que agradecemos a los familiares de Eusebio da Guarda que hayan traído estos documentos”, comentaba tras el acto Jesús Celemín.

Lo que prima, tal y como explicó el edil, es “archivarla, documentarla y en un futuro poder hacer algo” con todo este fondo. Ese futuro todavía no está determinado, por estar la entrega tan reciente, pero el concejal no descarta que se pueda hacer una exposición o algún tipo de “edición”, con los documentos del célebre personaje coruñés.

Instituto

En el acto estuvo también presente la directora del instituto Eusebio da Guarda, Isabel Ruso, que comentaba que era una “satisfacción espectacular” el que estos fondos hayan vuelto a la ciudad, permitiendo conocer mejor a da Guarda.

“Es parte de la historia de la ciudad”, comentaba Ruso, que añadía que, “desde un punto de vista más egoísta”,  todos estos documentos permitirán “refrendar todos esos conocimientos que ya teníamos sobre la figura de Eusebio da Guarda”. Permitirán “ilustrar un período más oscuro”, sobre el que no había tanto escrito, “y permitirá que investigadores posteriores den más renombre al centro”, señalaba.

Fábrica de Armas

Comenta Ruso que entre todos los papeles hay documentación que habla sobre la cesión del centro, el instituto, y los términos de la misma, entre los cuales había una cláusula por la que si se cesaba la actividad escolar habría que pagar una compensación.

Este fue el caso, ya que “dos hermanas da Guarda”, reclamaron el pago de esa cláusula por el hecho de que, lo que hoy día es el patio del instituto, funcionó como fábrica de armas durante un tiempo.

Comentarios