Investigado un vecino de Culleredo por circular en sentido contrario por la vía principal de acceso a A Coruña

El Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia ha investigado a un varón vecino de Culleredo (A Coruña) como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por haber circulado la pasada Nochebuena en sentido contrario por la vía principal de acceso a la ciudad herculina.


Según ha informado este jueves el Instituto Armado, los hechos ocurrieron a raíz la circulación de un vehículo en sentido contrario al flujo establecido a las 23,30 horas del pasado día 24 de diciembre, entre los kilómetros 2,900 y 3,900 de la carretera AC-11, vía principal de acceso a la ciudad de A Coruña.


Las mismas fuentes han destacado que esa acción fue grabada por un testigo que alertó inmediatamente a los servicios de emergencias. Tras ello, la Guardia Civil inició una investigación para la localización del vehículo y la identificación de su conductor. Para ello, ha contado con la colaboración del Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste (CGT), el cual aportó a la misma las imágenes de sus cámaras de control y la colaboración de sus funcionarios.


Durante el visionado de imágenes los efectivos del GIAT observaron como este vehículo "circulaba en sentido contrario al flujo establecido por una zona con trazado sinuoso y con numerosas intersecciones, haciendo caso omiso de las señales luminosas que le realizaban los vehículos que circulaban en sentido correcto, cuyos conductores se veían obligados a realizar maniobras para lograr esquivarlo", señala el Instituto Armado.


Tras el análisis de la información recabada, los componentes del GIAT lograron la localización del vehículo kamikaze y la identificación plena de su conductor.


CONDUCCIÓN TEMERARIA

Por ello, la Guardia Civil procedió a la investigación de este individuo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir "de forma temeraria con absoluto desprecio por su integridad y la de los demás usuarios de la vía", subraya la Benemérita, lo que acarrearía en caso de condena una pena de seis meses a dos años de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a seis años, añade.


La Guardia Civil advierte de que intensificará la vigilancia y control para localizar e identificar a este tipo de conductores "cuyas conductas afectan clara y directamente a la seguridad vial, poniendo en riesgo la integridad de todos los usuarios de la vía".

Investigado un vecino de Culleredo por circular en sentido contrario por la vía principal de acceso a A Coruña

Te puede interesar