Las obras de regeneración de la ría de O Burgo empezarán en diez días

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ayer en O Burgo | P. G. Fraga
|

Tras años de espera, la comarca celebra el inicio de la regeneración de la ría con un acto al que asistió la vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Una visita que pasará a los anales de la historia del área coruñesa, pero quizás con menos entusiasmo de lo que sería de esperar porque las actuaciones comenzarán en diez días pero sigue sin concretarse el acuerdo para las indemnizaciones a los mariscadores de O Burgo.


En su intervención, la ministra reivindicó el dragado como una oportunidad para “recuperar este espacio para todos” y, en relación con las compensaciones al sector, señaló que espera “que, con el apoyo de las administraciones, no sea un perjuicio” antes de matizar, en contestación a las interpelaciones de los medios, que “es un asunto que tenemos que ver con la Xunta”.


La vicepresidenta tercera reiteró que el Ministerio no tiene “competencia en marisqueo ni siquiera la capacidad de ejecutar con arreglo a la ley una partida presupuestaria” pero que los técnicos han estado valorando cuál es el modo más adecuado para “responder económicamente” y que, en cualquier caso, el expediente “lo tiene que tramitar la Xunta”. Algo que la conselleira Rosa Quintana, que también acudió al acto, no descartó siempre que, como promotor de la obra, la Administración del Estado consigne un partida para las indemnizaciones a los afectados por las obras en la ría do Burgo.


Complejidad

De cara a un acuerdo entre instituciones, la ministra se mostró convencida de que lo resolverán “rápidamente” y de “común acuerdo”, sostuvo Ribera.


Además, destacó la “complejidad” de las obras, “las primeras de estas características del Ministerio” y que “marcará un antes y un después” para A Coruña.


“Hace mucho tiempo que se reclamaba, que se sentía como una necesidad”, recordó la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico sobre el inicio de las obras, adjudicadas por más de 32 millones de euros a la UTE integrada por Acciona y Matías Arrom Bibiloni.


Más allá fue el jefe de la Demarcación de Costas en Galicia, Rafael Eimil, quien no dudó en considerar esta actuación como “de toda Galicia” antes detallar las características técnicas y cómo se desarrollará el proyecto, que contempla amplias zonas de espacios públicos, un paseo entre Cambre y Oleiros, pero también áreas que no se dragarán por la presencia de especies protegidas, y el proceso se alargará unos 26 meses, hasta 2024.


Colaboración

Desde la Consellería do Mar, Rosa Quintana destacó la importancia que para el entorno de A Coruña tiene el dragado de la ría, apelando al “espíritu de colaboración desde el minuto uno” por parte de la Xunta, tanto en la tramitación de las actuaciones como de las indemnizaciones para los mariscadores y volviendo a solicitar un encuentro a tres entre las dos administraciones y el sector, y un convenio también a tres: Gobierno-Xunta-Cofradía de Pescadores de A Coruña.


En representación de esta entidad, el patrón, Felipe Canosa, reclamó que “de una vez por todas se cierre” este asunto y comenzar la obra con una solución para los que viven de la extracción del marisco en O Burgo.


En el acto también estuvieron, entre otras autoridades, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y los alcaldes de los tres municipios a los que alcanza la obra: de Culleredo, Cambre y Oleiros.

Las obras de regeneración de la ría de O Burgo empezarán en diez días