• Martes, 18 de Septiembre de 2018

La zona del Pepri concentra las posibilidades para la okupación

La presidenta de la asociación de vecinos de Ensenada del Orzán, Aure López, manifestó ayer que los recientes incidentes relacionados con okupas en su barrio, donde supuestamente provocaron un incendio en un edificio y dejaron libre otro previo pago por su dueño.

La zona del Pepri concentra las posibilidades para la okupación
El incendio tuvo lugar en la calle del Socorro | pedro puig
El incendio tuvo lugar en la calle del Socorro | pedro puig

La presidenta de la asociación de vecinos de Ensenada del Orzán, Aure López, manifestó ayer que los recientes incidentes relacionados con okupas en su barrio, donde supuestamente provocaron un incendio en un edificio y dejaron libre otro previo pago por su dueño, se deben al abandono generalizado de muchos de los inmuebles más antiguos a pesar de encontrarse dentro de la zona afectada por el Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la ciudad Vieja y Pescadería (Pepri). Desde el proyecto Empty Coruña, que redactó un estudio sobre la cuestión de la habitabilidad en la ciudad, señalan que la propia de la naturaleza de la zona Pepri, que impone muchas restricciones a la construcción, también disuade a los dueños de los edificios de rehabilitar las casas: “La zona Pepri concentra las posibilidades de okupación”. 
En cambio, señalan, es mucho más difícil que haya okupas en Juan Flórez, a pesar de su cercanía, simplemente porque sus residentes tienen un mayor poder adquisitivo. “Pueden prevenirse de posibles actuaciones”, añaden. En cambio, en la Ciudad Vieja o en el Orzán, la renta media de los propietario es bastante menor. La presidenta de los vecinos señala que “hay casas abandonadas que se pueden caer, de las que no se encuentran los dueños; pero el Ayuntamiento tiene sus mecanismos para llegar y rehabilitarla o tirarla para que no se caiga”, advirtió. 

Antiguos y deshabitados
Desde Empty Coruña recordaron que la especial situación de la Ciudad Vieja, con una población de edad avanzada y muchos inmuebles antiguos, la hace especialmente sensible al problema de la okupación que, recuerdan, no hay que estigmatizar. “Igual que hay especialistas en usar coches de alta gama y no pagarlos hay gente que se aprovecha de este movimiento”, señalan. En este mundo, en el que opta por caminos no habituales, que rozan la delincuencia, simplemente optan por aquellos edificios donde es más fácil meterse. Pero rara vez escogen edificios habitados, con solo una vivienda vacía. Lo normal es que se instalen en edificios que llevan mucho tiempo abandonados. Desgraciadamente, la burbuja inmobiliaria ha dejado tras de sí una gran cantidad de casas vacías, unas 400 solo en A Coruña. 
Por otro lado, López reconoció que el problema lo ha heredado el Gobierno de la Marea y que viene de muy atrás. Pero también recuerda que su asociación presentó un proyecto para rehabilitar viviendas como dormitorio de estudiantes: “Pisos tutelados por profesores de la Facultad, un proyecto precioso y ahí está, en un cajón”.
Desde Empty Coruña señalan que la única manera de regenerar el tejido urbano es mediante la oferta pública, aunque el presupuesto sea finito. “El problema es que cuando llegas al poder la solución la tienes mediatizada por el filtro económico”. Sin embargo, el lunes se aprobó en pleno, con el voto a favor de todos los grupos, una modificación en la ordenanza de rehabilitación de inmuebles que aumente las ayudas para la Ciudad Vieja. Las nuevas llegan hasta los 15.000 euros. l