miércoles 20/1/21

La Zona Obelisco proyecta abrir una galería de arte en tiendas y escaparates

La Asociación Zona Comercial Obelisco prepara varias campañas para atraer al público en otoño a pesar de que todavía no se han despedido los turistas ni el verano. Consciente de que hay que buscar nuevas iniciativas para reactivar el consumo.

La agrupación ha abierto el plazo para que los socios se sumen a la propuesta	javier alborés
La agrupación ha abierto el plazo para que los socios se sumen a la propuesta javier alborés

La Asociación Zona Comercial Obelisco prepara varias campañas para atraer al público en otoño a pesar de que todavía no se han despedido los turistas ni el verano. Consciente de que hay que buscar nuevas iniciativas para reactivar el consumo, el colectivo empresarial ha lanzado una primera propuesta para convertir la calle Real y su entorno en una especie de galería de arte callejera. Esta misma semana ha abierto el plazo para que los socios soliciten participar en el proyecto que se desarrollará en el mes de octubre de la mano del Salón de Arte Nov. De momento ya se ha interesado por la idea una veintena de negocios.
“Queremos hacer algo distinto de cara a los paseantes, ya no solo atraer la compra sino hacer un experimento interesante y original”, explica el presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor. Con esa filosofía lanzan ahora un proyecto que deseaban llevar a cabo hace varios años y para el que, por fin, se ha presentado la oportunidad.
El representante aclara que la acción en la que trabajan consiste en “exponer cuadros en los escaparates o en el interior de los locales de los asociados” adaptando cada préstamo al espacio disponible. Las obras las pondrá la sala Nov, de la zona del Orzán, que de esta manera colaborará en hacerle un cambio de look a los establecimientos en otoño a la par que se “dan a conocer los artistas locales”.
“Queremos adornar los escaparates con algo distinto y habrá quien incluso decida hacer una decoración especial para esto”, destaca Amor, que confirma que se editará una guía para que coruñeses y turistas puedan realizar un recorrido por la galería de arte callejera sin saltarse ninguna parada.
Con este plan también intentarán que la gente entre en los negocios y los conozca para darles la oportunidad de consumir en el momento de esa visita cultural o a posteriori. El objetivo es que exista una retroalimentación entre los artistas –que venderán sus cuadros, siempre contactando con la sala Nov o con los propios autores– y las tiendas y establecimientos hosteleros.
Por ello, el presidente considera que “cuantos más” socios se apunten a participar, mayor retorno existirá para todos los implicados, y no descarta que la campaña incluya escultura en un futuro si se consigue la aceptación de los asociados y del público.
En apenas dos días se han recibido “15 o 20 solicitudes de establecimientos que siempre se apuntan a todos y esa respuesta anima a experimentar, a llegar a más”.

Comentarios