domingo 20.10.2019

El Zara de Marineda City estrena a nivel mundial el nuevo sistema de Inditex para recoger compras online

Los fanáticos de las colecciones del buque insignia de Inditex, Zara, están de enhorabuena porque después de varios meses en obras el establecimiento del centro comercial Marineda City reabrió ayer al público con una imagen totalmente renovada.

Algunos compradores acudieron a buscar sus pedidos a la zona de recogida online | pedro puig
Algunos compradores acudieron a buscar sus pedidos a la zona de recogida online | pedro puig

Los fanáticos de las colecciones del buque insignia de Inditex, Zara, están de enhorabuena porque después de varios meses en obras el establecimiento del centro comercial Marineda City reabrió ayer al público con una imagen totalmente renovada. La principal diferencia de esta tienda con respecto a otras es que es la primera a nivel mundial que incorpora un nuevo sistema de recogida de los pedidos que se efectúan a través de la página web.
Los consumidores coruñeses deseaban que el Zara de Marineda City reabriese y eso se dejó notar ayer desde primera hora de la mañana. El comercio, que ahora cuenta con 4.000 metros cuadrados sumando el espacio destinado a los hombres que se ha creado en el local contiguo, estuvo lleno prácticamente durante todo el día. Aunque la mayoría de los clientes se centraron en descubrir las prendas de las nuevas colecciones, alguna gente reparó en el principal reclamo de este local con respecto a otros de la firma a nivel internacional. 
Para hacer más cómoda la experiencia del cliente, en Marineda City se está probando a nivel mundial “un nuevo punto de entrega de pedidos online” en el que se evita todo tipo de espera o intermediación. 
Si hasta el momento había que acudir a un espacio reservado en el que el comprador podía toparse con retrasos, ahora cuenta con una zona en la que puede pasar el código QR que se le envía al móvil y, de inmediato, un brazo electrónico que se encuentra en el espacio que separa dos tabiques y que funciona como almacén, recoge el paquete y lo deposita en una puerta para que el cliente lo pueda recoger de forma rápida.  
“Ofrece optimización y agilidad en la entrega porque se realiza en unos diez o quince segundos”, explican fuentes de Inditex, que aclaran que los casilleros del almacén dinámico que esconden las paredes se van adaptando en función del tamaño de cada paquete. En total el “armario” mide ocho metros de largo.

Ahorros energéticos
Otra de las novedades para la ciudad, que ya funcionan en otras localidades, son las cajas de autocobro. En la tienda masculina no se han implantado pero sí funcionan a pleno rendimiento en las áreas de mujer, Trafaluc y niño. Estas cajas rápidas todavía están “en fase de pruebas”, pero el objetivo que se persigue al compatibilizarlas con los mostradores de siempre es “agilizar el proceso de compra” en un espacio en el que la luz se ha regulado para que destaque el producto y se ha jugado con los blancos, los grises y el mobiliario de metal y resinas. 
La reforma, que firma la arquitecta de cabecera de la multinacional Elsa Urquijo, lleva aparejadas las mejoras de eficiencia energética que el grupo está incorporando a todas sus enseñas. En el reformado Zara –que da trabajo a más de 125 personas– hay un ahorro de energía del 30% y de agua del 50% respecto a tiendas de otra empresa. A ello ayuda que las escaleras mecánicas se paren si no hay gente o que el grado de iluminación baje si no hay nadie en determinadas zonas. l

Comentarios